El consejero de Educación, Fernando Rey, ha participado en la entrega de los Premios de la ONCE a escolares
El consejero de Educación, Fernando Rey, ha participado en la entrega de los Premios de la ONCE a escolares - ICAL
Educación

Rey: «El calendario escolar no se puede fijar en función de criterios religiosos o antirreligiosos»

El consejero de Educación subraya que este año han «flexibilizado la norma», y señala que «hay gente que convive mal con la libertad de elección»

ValladolidActualizado:

El consejero de Educación, Fernando Rey, ha salido este martes al paso del la polémica generada tras la publicación ayer en el Bocyl del calendario escolar para el curso 2017-2018 y señaló que «el interés fundamental es el equilibrio pedagógico entre periodos de clase y de vacaciones en favor del alumnado. Luego hay otro tipo de intereses que son atendibles: religiosos, tradicionales, económicos, de conciliación.. pero lo primero son los escolares». «Los argumentos religiosos en un estado aconfesional son atendibles, pero no podemos poner el calendario escolar en función de criterios religiosos o antirreligiosos», apuntó tras rechazar la petición de Junta de Cofradías de que el calendario escolar coincida con el católico, informa Ical.

En ese sentido, Rey señaló que mientras la Junta de Cofradías realiza esa petición otras personas piden que se supriman las fiestas tradicionales porque están ligadas al calendario religioso católico y hay mucha gente que no es católica. «En realidad las mantenemos porque fiestas que en origen fueron de tradición religiosa ahora se han secularizado y su fundamento es tradicional», aclaró.

Ni caos ni desorden

Asimismo, el consejero aseguró que «no hay caos ni desorden», ya que «las vacaciones el próximo serán como siempre que las vacaciones de Semana Santa caen un poco antes en el calendario». «Es una fiesta movible, cuando caen antes las vacaciones de Semana Santa se celebran en la semana de Pascua, cuando caen mucho después se celebran, como este y los dos años anteriores, en la de Semana Santa», explicó.

Rey recordó que hasta este curso la regla era la de la unanimidad del municipio, algo que podía producirse en un pequeño municipio con uno o dos colegios, pero que en ciudades grandes era inviable y nunca se había producido. «Hemos flexibilizado la norma para que haya más libertad, pero hay gente que convive mal con la libertad de elecció»”, lamentó.

Según aclaró, un centro de forma individual puede solicitar el cambio, si así lo acuerdan profesores, padres y alumnos a través de su Consejo Escolar, y la Dirección Provincial determinará si se le concede o no. Sin embargo, si en ese centro hay niños transportados desde otras localidades, o un comedor al que van niños de varios colegios, tendrán que coordinarse todos los afectados.

Excepto petición expresa

«Salvo petición expresa del Consejo Escolar en caso de que se haya alcanzado un acuerdo en su seno, la regla es que las vacaciones serán la semana de Pascua. Si en algún caso hay un sentimiento en la comunidad escolar de que los niños en vez de tener los cinco días de vacaciones la semana de Pascua quiere tener lunes, martes y miércoles santo y lunes y martes de Pascua, podrán hacerlo tras cursar la solicitud pertinente. De ese modo nos encontraremos con que hay colegios que puedan tener unas vacaciones y otras en esas dos semanas. Pero esto ya ocurre en relación algunos municipios de Soria que empiezan las clases antes que el resto porque luego se toman la fiesta de San Juan», argumentó.