Dos obreros trabajan en la rehabilitación de una fachada
Dos obreros trabajan en la rehabilitación de una fachada - ABC
Sociedad

El «boom» de solicitudes deja a dos tercios sin ayuda por rehabilitación de vivienda en Castilla y León

El Ejecutivo regional reparte 7,4 millones de euros entre 110 edificios residenciales con 2.700 viviendas

ValladolidActualizado:

Hace un año dos millones de euros quedaron desiertos y sin dueño tras cerrarse una convocatoria de ayudas a la rehabilitación de viviendas en la que los solicitantes no llegaron a agotar el presupuesto previsto de más de siete millones. Pese a ello, la Junta de Castilla y León volvió a sacar esta línea de subvenciones en 2017 elevando la cuantía reservada para las mismas (en 200.000 euros) y confiando en el auge de esta parcela de la construcción, que está sirviendo en los últimos años de «tractor» de un sector que aún arrastra una «deuda» en términos laborales tras una crisis que le ha «castigado especialmente. El resultado es que en esta ocasión no sólo se ha consumido toda la partida reservada, sino que el «boom» de solicitudes no ha podido ser cubierto en su totalidad y dos tercios de los proyectos que cumplían requisitos se han quedado fuera del reparto de fondos en detrimento de los propietarios de cerca de 2.700 viviendas cuyas obras han recibido una mayor valoración y han sido elegidas como beneficiarias.

En total en esta última convocatoria de ayudas a la rehabilitación -que se suceden desde 2015 en el marco de la colaboración del Estado y la Junta para la aplicación del Plan Estatal de Vivienda- se presentaron un total de 823 solicitudes. De ellas, cerca del 64 por ciento no cumplían con los requisitos y el proceso de selección se limitó a 303 proyectos, de los que, finalmente, han salido subvencionados 110 correspondientes a comunidades de vecinos y edificios de propietarios únicos en los que se asientan 2.705 viviendas y locales, que hoy se conocerán con la publicación en el Bocyl del la resolución de la subvenciones.

El consejero Suárez-Quiñones presenta el balance del plan
El consejero Suárez-Quiñones presenta el balance del plan-F. HERAS

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, explicó ayer que, al contrario de lo que sucede con la ayudas al alquiler -donde se trata de que todo el que cumpla los requisitos reciba apoyo económico-, en el caso de las obras por rehabilitación es una convocatoria «competitiva» en la que no todos van a poder tener acceso a la subvención. Sintiendo que muchos proyectos se queden fuera, se congratuló, no obstante, de un incremento de las solicitudes que enmarcó, en parte, en la flexibilización de requisitos - antes no podían presentarse obras ya empezadas- y un mayor conocimiento público de esta línea de subvenciones. Sin embargo, destacó la disparidad entre provincias. Mientras que en Valladolid hubo 256 peticiones, en León -de similar población- fueron 72. En Soria, Ávila y Segovia no llegaron a la treintena.

En la pasada convocatoria sobraron dos millones del persupuesto y en esta se han quedado fuera 200 proyectos

De media, cada propietario va a recibir 2.650 euros de ayuda de los hasta 8.800 de máximo fijado en esta convocatoria, en la que se había duplicado la cantidad subvencionable. Los edificios o bloques beneficiarios debían cumplir como requisitos estar finalizados antes de 1981, que al menos el 70 por ciento de la superficie fuera de uso residencial y domicilio habitual y que el objeto de las obras fuera la subsanación de deficiencias detectadas en el «informe de evaluación del edificio», la reducción del consumo energético y de agua, la introducción de renovables, sistemas de recogida y separación de residuos o la instalación de ascensores, rampas, salvaescaleras o elementos de información que superaran barreras arquitectónicas y de accesibilidad.

Impulso a la actividad

El resultado de la convocatoria fue analizado ayer en el marco de la Mesa de Diálogo Social en materia de vivienda, tras la cual la Junta, Cecale, CC.OO. y UGT apostaron por seguir «promoviendo» la rehabilitación, que consigue «mover actividad» en el sector de la construcción, señaló ayer el consejero de Fomento y Medio Ambiente. El elevado número de solicitudes refleja que más allá de las subvencionadas con 7,3 millones habrá otras tantas obras que aún sin fondos públicos se lleven a término, apuntaron.

En concreto, por cada millón de euros invertido en rehabilitación de viviendas se generan entre cuarenta y sesenta puestos de trabajo o se consiguen mantener a flote pymes que acaban dando empleo al mismo volumen de personas.