Alfonso Fernández Mañueco
Alfonso Fernández Mañueco - F. HERAS
Alfonso Fernández Mañueco

«La bicefalia está siendo tranquila por la inteligencia de todos»

El presidente del PP de Castilla y León explica en una entrevista con ABC que en estos momentos en la Comunidad «sólo hay dos proyectos políticos: el cambio moderado y el conectado a la izquierda radical»

ValladolidActualizado:

Elegido en primarias hace cinco meses como líder del partido en sustitución de Juan Vicente Herrera, el salmantino navega entre dos aguas: la de dirigir el partido y la de poder encabezar la lista autonómica en las próximas elecciones. Por eso mide en exceso sus palabras, sin querer adelantar acontecimientos y afirmando hasta la saciedad que todavía no es el candidato, aunque en sus respuestas se refleja que ya está en «modo presidenciable». Sabe que si no da un tropiezo grave en su camino, su cara aparecerá en los carteles electorales de 2019.

-Nadie pone en duda de que usted será el candidato del PP...

-Eso lo tiene que decidir la dirección nacional del partido; son nuestras normas. En cualquier caso, todavía queda bastante tiempo.

-¿Cuánto?

-En junio o en septiembre de 2018.

-Una vez que Herrera ya ha anunciado que no repetirá en 2019, desde el punto de vista del futuro candidato, ¿es conveniente que le deje paso o que agote la legislatura?

-Eso es especular. Ahora tenemos una responsabilidad cada uno. Él, la que le han otorgado los ciudadanos y la está ejerciendo con eficacia y normalidad, y yo estoy en la de adaptar el mensaje y el proyecto del PP a los nuevos retos y tiempos y ofrecer un proyecto de cambio moderado desde la experiencia. Ofrecer una esperanza

-Compañeros suyos piensan que es mejor preparar la candidatura desde la Presidencia de la Junta que desde el Ayuntamiento de Salamanca...

-He oído tantas cosas...Lo que tiene que hacer el PP de Castilla y León es el esfuerzo de cercanía y adaptación a la realidad. No digo que el que encabece esos retos sea irrelevante, pero eso puede esperar...

-¿Usted está preparado por si esa decisión se tomara antes de concluir la legislatura?

-Son especulaciones que sólo llevan a perder el tiempo.

-Durante años la Junta y el PP han ido en paralelo pero pocas veces han convergido. ¿Ese problema ya no existe desde que usted es el presidente del PP regional?

-En la Junta hay un presidente y un gobierno del PP y sustentado por el partido y lo que hacemos es tener unas conversaciones fluidas, y eso se nota. Estamos teniendo un diálogo y eso va en beneficio de Castilla y León.

-¿Por qué la bicefalia está siendo tranquila?

-Por la inteligencia de todas las personas del PP y, claro, Juan Vicente Herrera y yo estamos también poniendo nuestro granito de arena.

-¿Hay más coordinación que antes entre el PP y la Junta?

-Al adaptarnos a los nuevos tiempos y no recaer las dos presidencias en la misma persona sí tenemos que hacer un esfuerzo de mayor coordinación y eso se está notando.

-Durante años se le ha reprochado, incluido algún presidente provincial, que al PP regional le faltaba nervio y estaba escondido, mientras que el pulso político se marcaba desde la Junta. ¿Era así por voluntad propia?

-El PP siempre ha dado la cara cuando había que hacerlo y cuando teníamos que dar un paso atrás por las circunstancias, también. Hemos hecho una labor positiva, reconocida por la sociedad y en las urnas. En el peor momento del PP obtuvimos magníficos resultados en las pasadas elecciones. Eso pone de manifiesto que el PP estaba realizando su labor.

-¿Pero el PP tiene más voz que antes de las primarias de abril?

-Ahora la voz del PP es distinta que la de la Junta. Antes la institución ocupaba la voz del partido, lo mismo le pasa a Rajoy.

-Si es presidente de la Junta, ¿cambiaría a muchos consejeros actuales?

-Es pronto para hablar. Habría que hablar con todos los presidentes provinciales de lo que tiene que ser un gobierno para Castilla y León.

-Pero apenas ha contado con ellos para conformar puestos de responsabilidad en su Ejecutiva...

-Ahora se entendía que era necesario que los consejeros volcarán su actividad en la Junta y que en la dirección del partido hubiera gente distinta para coger savia nueva.

-¿Cree que es mejor candidatos con perfiles más políticos que técnicos?

-Para las elecciones municipales y autonómicas hay que buscar perfiles políticos. Para el Gobierno, hay áreas que requieren más técnicos. Son la dos caras de la misma moneda.

-Han sido dos años difíciles para el partido por los casos de corrupción que tocan también a la Comunidad. ¿Recuperar la mayoría absoluta es ya una quimera?

-Somos un partido ganador y de gobierno y vamos a pelear por obtenerla. En estos momentos, en Castilla y León sólo hay dos proyectos políticos: el centrado, de cambio moderado y de apuesta de futuro del PP y el de la izquierda populista y conectada con la izquierda radical. Eso es una realidad.

-¿La trama eólica y la Perla Negra puede estallarle en la cara al candidato del PP?

-Vamos a ir viendo. Estoy convencido de que en los pasos que están dando los tribunales, los principales dirigentes del PP están ajenos a esa situación. Hay personas vinculadas, no tanto al PP, como a la Junta. Son casos aislados.