Educación

Becarios de la banda municipal de Palencia piden contrato tras más de 10 años en prácticas

Cobran 326 euros al mes y alguno está a punto de jubilarse

PalenciaActualizado:

Los diez becarios de la Banda Municipal de Música de Palencia, formada por 25 músicos, exigen al Ayuntamiento de la capital un contrato digno, después de más de diez años en prácticas en la agrupación, algunos más de 18 y a punto de jubilarse, y un sueldo de 326 euros mensuales. Es el objetivo que persiguen con los conciertos «reivindicativos» que están realizando todos los lunes de mayo en las escalinatas del Ayuntamiento de Palencia, respaldados por el sindicato CSIF, los músicos profesionales de la banda, y músicos de otras agrupaciones de la provincia, ha explicado Luis Miguel Quintero, como portavoz de los becarios, informa Efe.

Tras varias reuniones con el concejal de Hacienda y Personal, David Vázquez, «necesitamos algo más que buenas palabras», ha manifestado Quintero, hartos ya de que se les pida «paciencia» y «confianza» cuando consideran que «después de más de 10 años de becarios ya hemos tenido demasiada confianza y demasiada paciencia». Además, Quintero considera que la situación de los músicos palentinos es extrapolable a la situación de muchos becarios en otros sectores y que su protesta «puede ser un toque de atención para todo el mundo». Canciones con títulos significativos han puesto música este lunes a una protesta con la que los diez becarios de la Banda Municipal exigen un contrato laboral digno, que se cubran las jubilaciones y las plazas vacantes, y un salario decente.

Además de poder utilizar los instrumentos de la banda, ya que estos músicos, a los que el Ayuntamiento exige el 85% de la dedicación que a los profesionales de la banda, y que realizan un centenar de conciertos al año, tienen que llevar sus propios instrumentos.

Y todo por 326 euros al mes, cifra que cobran desde 2014, cuando se les dio de alta con carácter retroactivo en la Seguridad Social.

Una situación insostenible según el delegado de CSIF en el Ayuntamiento, Valentín Martínez, quien advirtió que si los conciertos reivindicativos previstos en mayo no tienen efecto estudiarán otro tipo de acciones de protesta, que ya estudia el servicio jurídico de CSIF.

«No queremos faltar el respeto a nadie ni saltarnos la legalidad y cumplir con nuestro trabajo. Pero esto tiene que llegar a algún punto, que no sea esperar porque ya hemos esperado demasiado», ha asegurado.