Juzgados de Aranda de Duero, en Burgos
Juzgados de Aranda de Duero, en Burgos - F. HERAS
«Caso Arandina»

El Ayuntamiento de Aranda pone todos sus «recursos» a disposición de la familia de la menor

En una declaración institucional, el Consistorioha mostrado su «más absoluto rechazo» hacia todo tipo de violencia contra las mujeres, con especial «hacia la que pudiera producirse contra menores»

BurgosActualizado:

El Ayuntamiento de Aranda de Duero (Burgos) ha condenado este jueves la supuesta agresión sexual cometida por tres jugadores de la Arandina contra una menor de quince años y ha puesto a disposición de la familia de la chica «todos los recursos de carácter social y jurídico que resulten necesarios».

En una declaración institucional hecha pública tras la celebración de una junta de portavoces, el Consistorio de la capital ribereña ha mostrado su más absoluto rechazo hacia todo tipo de violencia contra las mujeres, con especial repulsa y desprecio hacia la que pudiera producirse contra menores.

«Del mismo modo, rechazamos a quienes de una manera u otra defienden o protegen este tipo de violencia», añade en la declaración.

Tolerancia cero

Desde el Ayuntamiento de Aranda se ha reafirmado su compromiso para que haya tolerancia cero hacia cualquier tipo de agresión sexista al mismo tiempo que ha mostrado su solidaridad, cercanía y apoyo con la menor y con su familia.

«Esta clase de hechos no tienen cabida en nuestro en torno y por ello, desde las instituciones y desde la sociedad en general, debemos seguir trabajando para erradicar todo tipo de violencia hacia la mujer mediante la sensibilización de esta lacra social, la prevención y la atención integral a las víctimas para que de una vez la mujer pueda vivir libre de violencia machista y para que los y las menores puedan desarrollar su proyecto de vida conforme a su edad y su propia libertad», subraya el comunicado.

Por último, el Consistorio ha anunciado que informará oportunamente de los actos públicos de condena que se puedan convocar, con el objetivo de que los arandinos muestren su rechazo colectivo a este tipo de actos.