El consejero y director general de Innovación, con algunos de los «pacientes activos», en la jornada de este pasado miércoles
El consejero y director general de Innovación, con algunos de los «pacientes activos», en la jornada de este pasado miércoles - EFE

«Ayudamos a eliminar bulos sobre la diabetes y a hacer vida normal»

Sacyl «captura» a 442 «pacientes activos» para fomentar el autocuidado entre los afectados

VALLADOLIDActualizado:

Santiago Sanz, afectado por diabetes tipo 2, es uno de los 442 «pacientes activos» formados por la Consejería de Sanidad para asumir el rol de principal responsable del cuidado de su salud y así transmitirlo a otros afectados. Su nuevo título forma parte del programa impulsado hace varios años por el departamento de Antonio Sáez Aguado y que se ha puesto en marcha, en primer lugar, con la diabetes para, en una segunda fase, abordar otras enfermedades crónicas relacionadas con el aparato respiratorio. Pero, de momento, en esta primera experiencia, 179 profesionales de Atención Primaria, la mayoría enfermeros, se han encargado de «capturar» a los primeros 121 pacientes que, a su vez, se han convertido en formadores para impulsar el autocuidado y asumir una mayor responsabilidad sobre su salud.

Santiago es uno de esos educadores, categoría a la que ha accedido gracias a los talleres «Formación entre iguales» como el que este pasado miércoles se desarrolló en la sede la Consejería de Sanidad. «Lo bueno que tienen es que te ayudan a quitar los bulos y mitos de la enfermedad», aseguró y «te ayudan a superar la barrera de rechazo que te provoca». Además, reconoce que «adquieres conciencia sobre las conductas saludables y la importancia que para la diabetes tiene la alimentación, el ejercicio físico y los tratamientos». El resultado, aseguró este «paciente activo» es que «he visto que puedo hacer una vida normal», frente a quienes, por ejemplo, no se atreven a viajar porque se tienen que inyectar insulina.

La red de formadores se ha extendido ya hasta los 442 «pacientes activos» que, a su vez, continuarán aumentando. Una de las responsables de este programa es Carmen García, enfermera de Atención Primaria , quien destacó la importancia de que sean precisamente los afectados los que «expliquen la enfermedad desde la emoción». «No sustituye el papel del profesional sino que lo refuerza porque trabaja la emoción y ahí es donde se generan los cambios», aseguró, y remarcó que «la esencia del proyecto es que se trabajan las emociones». De hecho, «Yo te comprendo. Tú me comprendes» es el titulo del taller que se desarrolló ayer el que se pretendía potenciar el rol del paciente como principal responsable de la enfermedad y fomentar el autocuidado y las conductas saludables y positivas utilizando el apoyo «entre iguales».