El gerente de Cañada Soriana, Jesús Ciria, junto a sus gallinas
El gerente de Cañada Soriana, Jesús Ciria, junto a sus gallinas - ICAL
EMPRESAS

Avicultura: crecer por huevos

La firma Cañada Soriana destinará un millón de euros a ampliar su planta de Aldeafuente

VALLADOLIDActualizado:

Con la idea de seguir ampliando horizontes y seguir creciendo al ritmo que esperan, la empresa de huevos camperos La Cañada Soriana prevé invertir un total de un millón de euros en cuatro años para ampliar la planta avícola que dispone en Aldealafuente (Soria) con el objetivo primordial de pasar de 34.000 gallinas a 80.000. Con 12 años de duro trabajo a las espaldas, el gerente de la empresa, Jesús Ciria, señaló que la inversión incluirá la construcción de cuatro naves más y la compra de unas 20 hectáreas para que las gallinas salgan al exterior.

Por el momento, según Ciria, «estamos con la compra de los terrenos» y sólo esta primera fase serán «unos 300.000 euros». Teniendo en cuenta esto, la ampliación se realizará probablemente en dos fases. De este modo, entre 2018 y 2019 se prevé ampliar el número de aves hasta las 60.000 gallinas ponedoras, es decir, duplicar la producción, y finalmente en los años posteriores llegar hasta las 80.000.

Un millón de docenas

Actualmente, la empresa tiene una producción de cerca de un millón de docenas al año, una capacidad de más de 34.00 gallinas repartidas en cinco naves y cuenta con un centro de clasificación de hasta 16.000 huevos por hora, además de contar con cinco personas, que previsiblemente se ampliarán con la inversión que van a llevar a cabo. Jesús Ciria señaló que, por el momento, sus clientes tienen «muchas confianza en nosotros» y «les gusta mucho el producto que hacemos», porque «tampoco tienen dudas» y «saben lo que compran y la procedencia de los huevos». Todo esto es fruto de las auditorías correspondientes, más la impuesta por Tierra de Sabor, trámites que le han permitido tener una «marca de calidad» que lo demandan caad vez más y hacer frente al «fraude» que sigue existiendo en el sector.

El gerente relató a Ical que sus gallinas salen al exterior a diario, a excepción de los días que llueve, y puntualizó que la normativa establece que debe de disponer de cuatro metros cuadrados por gallina para poder comercializar huevos con la denominación de «camperos». «Este huevo es más caro porque el coste de producción, el de alojamiento de los animales y la recría de los pollos cuesta más. El mercado me exige una ampliación porque las grandes empresas están lanzándose a este tipo de producción y es una amenaza para los medianos», argumentó.

Cañada Soriana vende huevos a toda España y también manda producto al exterior, como a Francia, Inglaterra e Italia en momentos puntuales. El empresario soriano apunta que el 85 por ciento de las explotaciones de gallinas en España son de jaula «porque en España todavía está muy permitido» pero la producción de huevos camperos es pequeña, a pesar de que la demanda ha crecido de forma exponencial.

Por el momento, Ciria prentende seguir «trabajando como hasta ahora» y ofrecer un producto «de calidad» desde tierras sorianas.