Angulo, flanqueada por Vázquez y Peregrina, durante en anuncio de dimisión este pasado martes en Soria
Angulo, flanqueada por Vázquez y Peregrina, durante en anuncio de dimisión este pasado martes en Soria - EFE
POLÍTICA

Angulo deja la dirección del PP de Soria «orgullosa» y sin olvidar «deslealtades»

Tras casi diez años al frente de la formación política, quiere dedicarse de lleno a su labor en el Senado

SORIAActualizado:

Mar Angulo dimitió este pasado martes como presidenta del PP de Soria, después de diez años al frente de la formación política en la provincia por «su acumulación de responsabilidad» en los cargos que desempeña en el Senado y las Cortes, según destacó el secretario del PP en Castilla y León, Francisco Vázquez.

La dimisión se produce, según Angulo, en un «momento de tranquilidad» y en coordinación con la dirección nacional y el presidente del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, quien conocía desde hace meses su decisión. «Siempre he valorado que no era necesario estar muchos años al frente de los cargos de responsabilidad», justificó.

Angulo, que dijo dejar su cargo como lo tomó, «con orgullo y humildad», aludió a la crisis del partido durante esta década. La mandataria provincial, que hoy hará efectiva su dimisión ante la Junta Directiva, aseguró haber encabezado un proyecto con «deslealtades profundas fuera de la dirección pero también con lealtades por parte de su equipo, que ha trabajado con coraje, valentía y optimismo». En esta línea, «a pesar de las voces minoritarias que han sido más estridentes de lo debido», destacó que «nos ganamos el apoyo de los afiliados del PP», indicó, para recalcar que tras la crisis en la Diputación y la dimisión de seis diputados provinciales se afiliaron 398 personas y sólo 18 se dieron de baja.

Angulo, que reconoció que barajaba no presentarse al XII Congreso Provincial, precisó que lo hizo para dar voz a las voces de los afiliados que «se mantenían callados y trabajaban por Soria» frente a las críticas de afiliados que «chirriaban».

Vázquez descartó, además, que tras la renuncia de Angulo puedan volver a admitirse como afiliados a todos aquellos que abandonaron el partido a lo largo de esta última década, a pesar de que aseguró que será una decisión de la Junta Directiva Provincial. «Los diputados provinciales no adscritos ya no son del PP. tomaron esa decisión y no van a estar dando un paso para adelante y otro para atrás». Estas palabras no gustaron a la alcaldesa de Almarza, Ascensión Pérez, enfrentada con Angulo desde hace meses y que dejó entrever que con diálogo hubiera sido posible el reingreso en la formación popular y señalar que «esperaba otra actitud de las altas esferas del PP regional». Pérez consideró que la dimisión de la presidente era «esperada» y lamentó que «no se hubiera producido mucho antes» después de acusarla de haber «fundido» al PP de Soria.

«Luces y sombras» electorales

En la fase final de su intervención, Angulo afirmó sentirse «más del Partido Popular que nunca» y «estoy en el partido que quiero estar y con la gente con la que quiero estar». Por otro lado, reconoció que la pérdida de la Diputación y la Alcaldía de Soria fue «la espina» y también el «acicate» porque «tuvimos muy buenos resultados en las autonómicas», aseguró para precisar que su gestión en clave electoral ha tenido «luces y sombras».