Manuel Febrero
Manuel Febrero

Un alcalde de Zamora dimite por su enemistad con Maillo y su rechazo a la Gürtel

El regidor de Villanueva del Campo dice que está cansado de que le llamen corrupto

ZAMORAActualizado:

El alcalde de Villanueva del Campo (Zamora), Manuel Febrero, ha anunciado este lunes que deja el PP, en el que militaba desde su fundación hace 29 años, por su enemistad con el coordinador general, Fernando Martínez-Maillo, y para evitar la etiqueta de «corrupto» por pertenecer a esa formación.

Febrero, que es alcalde por el PP de este municipio de Tierra de Campos de 874 habitantes desde 1999, ha asegurado a Efe que su baja del partido la adoptó el pasado 25 de mayo, tras conocerse la sentencia del caso Gürtel y antes de la celebración de la moción de censura.

Ha señalado asimismo que en su marcha han pesado más cuestiones locales y la influencia en el PP zamorano de Martínez-Maillo, a quien ha considerado «un cacique», que la corrupción a nivel nacional.

Aún así, ha explicado que estaba cansado que «medio en bromas» algunos conocidos le dijeran que era un corrupto por pertenecer al PP y ha sostenido que el partido en el que ha militado desde su refundación en 1989 «no ha sabido atajar la corrupción».

«Quiero que mi partido sea limpio», ha agregado el alcalde de Villanueva del Campo, que ha indicado que aunque en el PSOE también exista corrupción a él le interesa lo que pase en su partido, ha dicho en referencia a la formación de la que ha dejado la militancia.

A su juicio, lo que tenía que haber hecho Mariano Rajoy tras conocerse la sentencia del caso Gürtel era haber dimitido y convocado nuevas elecciones generales.

Para Manuel Febrero, el coordinador general del PP ha actuado en la provincia de Zamora como «un cacique» y ha aplicado el dicho de que quien se mueve no sale en la foto.

Aunque la baja en el PP la formalizó a través de una carta certificada con su carné del partido que remitió a la dirección provincial del PP el pasado 25 de mayo y que ha hecho pública ahora, Manuel Febrero ha comentado que llevaba meses meditando esa decisión.

Ha detallado que se le «agotó la paciencia» cuando «defenestraron» a la exalcaldesa de Zamora, exvicepresidenta de la Junta y exprocuradora regional, Rosa Valdeón, quien dejó la política tras dar positivo en un control de alcoholemia.

Manuel Febrero ha asegurado que, pese a su marcha del Partido Popular, mantiene «muy buenas relaciones» con la presidenta de la Diputación de Zamora y secretaria general del PP provincial, Mayte Martín Pozo, y con el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora, Alberto Castro.