Toledo - Talavera

Detenidos dos individuos cinco horas después de perpetrar un butrón en un salón de juego

Los ladrones se encerraron en el local y huyeron finalmente por los tejados de un edificio en la céntrica calle de San Francisco

Local donde se produjo el atraco. En el margen inferior derecho, butrón realizado en la pared
Local donde se produjo el atraco. En el margen inferior derecho, butrón realizado en la pared - Abel Martínez

Después de cinco horas de acecho, la Policía Nacional detuvo este lunes, a las nueve de la mañana, a dos ladrones que habían practicado durante la madrugada un butrón en un salón de juego y apuestas de la céntrica calle de San Francisco en Talavera de la Reina. Sin embargo, los investigadores buscan a más miembros del grupo criminal, probablemente compuesto por extranjeros de algún país del Este de Europa, ya que los dos arrestados no son españoles.

Uno de los detenidos ingresó en el servicio de Urgencias del hospital Nuestra Señora del Prado de la Ciudad de la Cerámica tras caer en su huida, según confirmaron a ABC fuentes oficiales de la Jefatura Superior de Policía de Castilla-La Mancha, que declinaron facilitar la nacionalidad de los individuos engrilletados.

Los delincuentes habían entrado de madrugada por un muro medianero al local de juego y apuestas «Toka Montecarlo», situado en el número 20 de la calle de San Francisco, después de practicar un butrón desde un edificio de oficinas colindante. Por la sala de contadores de este inmueble, situado en el número 4 del callejón de San Francisco, lograron llegar al salón recreativo.

Edificio de oficinas por donde accedieron a la sala de juegos
Edificio de oficinas por donde accedieron a la sala de juegos- Abel Martínez

Para sentirse más seguros, los asaltantes cerraron con un candado la puerta del edificio de oficinas e inutilizaron también la cerradura de la puerta de entrada al salón de juegos.

Inopinadamente, minutos antes de las cuatro de la mañana, la central de alarmas de la empresa de los recreativos recibió un aviso y su personal comprobó, a través del circuito de cámaras instalado en el local, que había ladrones en su interior.

La empresa avisó a las 3.50 horas a la Policía Nacional y los agentes que se desplazaron hasta la calle de San Francisco pudieron comprobar que la puerta del edificio de oficinas había sido forzada y sellada con un candado por los ladrones para que nadie pudiera pasar y descubrirles. Los delincuentes no sabían, posiblemente, que estaban siendo grabados por el circuito de cámaras del salón recreativo.

Ante la imposibilidad de reventar el candado y de abrir la puerta principal, los policías necesitaron la ayuda de los bomberos para poder entrar, pero para entonces los ladrones ya no estaban.

En la azotea

Los agentes sospecharon que los asaltantes podrían haber huido por los tejados, ya que se escuchaban ruidos extraños procedentes de la azotea. Horas más tarde, sobre las nueve de la mañana, dos individuos fueron detenidos. Uno había caído desde un tejado a un patio interior y fue trasladado al hospital Nuestra Señora del Prado, donde estuvo custodiado por un policía nacional y otro local. En la calle de San Francisco, la normalidad volvió a media mañana.

Los responsables del local rehusaron revelar a los periodistas si los ladrones, que a primera vista no rompieron ninguna máquina, se llevaron dinero.

El local funciona como salón de juego desde hace 32 años. Los últimos cuatro forma parte del grupo Cirsa, cuya actividad se centra en el mundo del juego y del entretenimiento, con presencia en once países.

Toda la actualidad en portada

comentarios