Vecinos de Palomeque y Corral de Almaguer que han presentando las firmas este miércoles
Vecinos de Palomeque y Corral de Almaguer que han presentando las firmas este miércoles - Manuel Moreno

Tres mil firmas de vecinos de Palomeque y Corral de Almaguer para exigir más seguridad

Presentan las rúbricas en la Delegación del Gobierno de Castilla-La Mancha por robos en viviendas y fincas

ToledoActualizado:

Vecinos de Palomeque y Corral de Almaguer, poblaciones toledanas separadas por cien kilómetros, presentaron este miércoles 3205 firmas en la Delegación del Gobierno de Castilla-La Mancha, con las que exigen un aumento de la seguridad y de efectivos de la Guardia Civil ante los robos en viviendas y fincas registrados desde el pasado año.

Antonio Lázaro, de Corral de Almaguer, depositó dos mil rúbricas de vecinos de su pueblo y del cercano municipio de Cabezamesada, mientras que representantes vecinales y del partido Palomeque Sí Puede registraron 1205 firmas.

En el caso de Antonio Lázaro, comenzó a recoger firmas a primeros de año y asegura que, entre las rúbricas, se encuentran las de familiares de personas asaltadas cuando estaban dentro de sus viviendas. «Una de las causas de este aumento de robos e inseguridad ciudadana es la inexistencia de efectivos debidos de la Guardia Civil en la localidad y pueblos limítrofes», asegura Antonio Lázaro en el escrito que acompaña las firmas. «Igualmente [hay que] indicar la carencia de una plantilla suficiente de personal de Policía Local y no dotada de competencias propias de la Guardia Civil», añade.

En la misma línea se expresan los dos representantes de la Mancomunidad «El Jardín de Toledo» de Palomeque, José Gabriel Bejerano (presidente) y Alejandro González (vicepresidente). En la presentación de 1205 firmas estuvieron acompañados por Mercedes del Vas, concejal de Palomeque Sí Puede, y Cristina Sánchez. El concejal socialista Carlos González no pudo acudir para registrar las rúbricas.

Aclararon que las firmas corresponden a vecinos de las urbanizaciones de Palomeque, en las que viven unas 600 personas. Las rúbricas iban acompañadas de un lápiz USB con imágenes de robos y movilizaciones ciudadanas, además de 27 denuncias de robo formuladas por vecinos.