Marta Santiago y Belén Hernández en una escuela de Benín
Marta Santiago y Belén Hernández en una escuela de Benín - ABC

Tembleque ayuda a costear la beca de estudios de una joven de Benín

La Fundación Soler agradece al municipio la aportación económica

TemblequeActualizado:

En febrero del año pasado, dos cooperantes de Tembleque se embarcaron en un viaje solidario organizado por la Fundación Soler. El destino fue Benín, país de África Occidental asistido por ONGs y asociaciones religiosas que colaboran en proyectos de mejora en materia de agua, energía, sanidad y educación. La misión que llevó a Marta Santiago y Belén Hernández hasta Benín no fue otra que continuar con la detección de carencias en infraestructuras, y comprobar que los trabajos ya comenzados marchaban según lo previsto. Ambas participaron en el Encuentro de Parakou, ciudad al este del país, en la frontera con Nigeria, celebrado los días 22 y 23, donde los asistentes pusieron en común planes e ideas de desarrollo social y actividad misionera.

Durante la visita, las dos colaboradoras conocieron a Rafael Quirós, sacerdote madrileño que cumple con la misión Interdiocesana de Fo – Bouré, donde realiza tareas de educación y labor pastoral. Tras enseñarles el pueblo, ellas quedaron encantadas al ver que sus habitantes las recibieron «con sonrisas a cada momento» y «dando todo lo que tenían», una experiencia que les hizo «valorar las pequeñas cosas y poner el foco de atención donde verdaderamente hay que ponerlo», cuenta Marta Santiago.

Correspondiendo a la buena acogida de los habitantes de Fo – Bouré, no quisieron irse con las manos vacías. Marta y Belén acordaron reunir fondos solidarios, y cuando regresaron a Tembleque, pusieron a la venta papeletas que jugaran con el sorteo de la ONCE. El premio, para el que tuviera las tres últimas cifras coincidentes con el número agraciado, sería una experiencia de ocio Smartbox durante 3 días.

La recaudación ascendió a un total de 1.000 euros, cantidad que sirvió, según comunicó después el padre Rafael, para financiar el 85% de una beca de educación superior para Aureli Mama, beninesa proveniente de una familia sin recursos, con siete hermanos de padre y madre, y cuatro de padre. Con el dinero embolsado, Aureli pudo partir hacia Ouagadougou, capital de Burkina Faso, para estudiar «Comadrona», lo que aquí podríamos entender como Enfermería.

Imagen de una delas cooperantes
Imagen de una delas cooperantes - ABC

La Fundación Soler agradeció el gesto de los temblequeños que, reconfortados por el buen resultado de su obra solidaria, han reunido nuevamente otro donativo para seguir ayudando a Aureli Mama. En esta ocasión han sido 1.700 euros por la venta de otras papeletas que jugaron con el cupón de la ONCE del pasado 19 de enero. Esta nueva partida permitirá a la joven beninesa pagarse el 2º curso y parte del 3º.

El caso de Aureli no es ni por asomo el único. A pesar de otras becas que concede la Fundación, la tasa de alfabetización en adultos en Benin es de un 33%, según el último informe de la Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores. Santiago comenta que este déficit es el causante de que la gente no conozca la legislación, firme acuerdos comerciales abusivos con empresas, o de que la mujer no esté cualificada para trabajar y no contribuya a gestionar el ámbito económico de los hogares, reservado enteramente al hombre.

Del 19 de enero hasta el 1 de febrero, Marta Santiago vivirá otra aventura similar. Recorrerá varios campamentos de misioneros para intentar «aunar fuerzas», invitando a que otros cooperantes se agreguen a la web «Foro Benín», para intercambiar información sobre lo que se está haciendo y lo que falta por hacer.

Diplomada en Trabajo Social, Marta lleva tres años trabajando con la Fundación Soler. También colabora en el diseño de proyectos tecnológicos con la Universidad de Comillas, y espera que en un futuro Benín «genere su propia riqueza, aproveche sus propios beneficios para salir adelante y se desarrolle como país».