A prisión un (presunto) pedófilo de Toledo con casi mil vídeos de pornografía infantil

Muchas imágenes contienen abusos a niños muy pequeños, de entre 2 y 6 años

ToledoActualizado:

Un perrito de peluche de orejas grandes parece que era el único testigo mudo de lo que un presunto pedófilo, el último detenido en la provincia de Toledo por la Policía Nacional, hacía a solas en un pequeño dormitorio de su vivienda. En esa habitación, con elementos decorativos más propios de un adolescente o de un joven —no faltaba una especie de cartel con personajes de los Simpsons—, el individuo tenía un ordenador en el que almacenaba casi un millar de vídeos de pornografía infantil.

Son grabaciones de «extrema dureza» y muchos vídeos contienen «abusos a niños muy pequeños, de entre 2 y 6 años». Así lo describía este viernes la Policía en el comunicado de prensa que difundió sobre la detención de este hombre, ahora en prisión por orden de un juez.

La nota iba acompañada de una grabación de 16 segundos en la que se puede ver a un policía en el interior de una pequeña habitación mirando un ordenador con imágenes difuminadas en su pantalla. Se puede colegir que era el dormitorio donde el arrestado se entretenía, presuntamente, con el material pedófilo.

Colaboración internacional

Sin embargo, la grabación no aclara si el hombre era un sencillo padre de familia con una perversión oculta, convivía en pareja o solo. Para proteger la identidad del arrestado, la Policía no ha difundido sus iniciales, ni su edad ni la población donde residía. Tampoco ha facilitado la fecha de la detención.

No obstante, la Policía sí informó de que el presunto pedófilo fue capturado «en una localidad de la provincia de Toledo», con lo que se dejaba fuera del punto de mira al resto de Castilla-La Mancha, una comunidad autónoma donde ha habido numerosos pedófilos detenidos en el último año.

La Policía Nacional no ha facilitado ni la edad del detenido, ni sus iniciales ni la localidad donde residía

Pero, ¿cómo llegó la Policía hasta el último paidófilo arrestado en la provincia de Toledo? Varias informaciones desde Estados Unidos alertaron a las autoridades españolas de la existencia de archivos con pornografía infantil que estaban asociados a una cuenta de correo electrónico cuyo titular residía en España. La Policía Nacional localizó al sospechoso en una población de la provincia de Toledo. En ese domicilio, los investigadores encontraron más de 900 vídeos «de extrema dureza; muchos de ellos contenían abusos a niños muy pequeños, de entre 2 y 6 años». El propietario de este material pedófilo había obtenido las imágenes en la red a través de intercambios con otros internautas.

El detenido pasó a disposición judicial y ha ingresado en prisión como presunto autor de un delito de corrupción de menores. Se podría enfrentar a una pena de uno a nueve años de cárcel.

Esta acción policial contra la pornografía infantil en la provincia de Toledo ha sido difundida el mismo mes en que se ha conocido que otro pedófilo de Castilla-La Mancha se ha librado de ir a la cárcel tras llegar a una conformidad con la Fiscalía. El acuerdo se alcanzó a pesar de que la Policía Nacional le intervino 5.041 imágenes de niños en las que predominaban el «sexo explícito o poses sugerentes o desnudos integrales».

El propietario de estas imágenes, de 36 años y vecino de Alborea (Albacete), ha conseguido que el Juzgado de lo Penal número 2 de Albacete haya dejado en suspenso los dos años de privación de libertad. En cambio, tendrá que cumplir tres años de libertad vigilada, cinco de inhabilitación para cualquier oficio relacionado con menores de edad y tres años más en los que no podrá realizar actividades que «faciliten la ocasión para cometer delitos de similar naturaleza», según se recoge en la sentencia. También tendrá que participar en programas formativos de educación sexual.