Captura del vídeo difundido por la Policía sobre la detención del presunto pedófilo. En la imagen, la carátula del videojuego «Star Craft»
Captura del vídeo difundido por la Policía sobre la detención del presunto pedófilo. En la imagen, la carátula del videojuego «Star Craft» - CNP

«Parecía muy sensible, muy débil, un joven aparentemente normal»

Estupefacción en el pequeño pueblo de Toledo donde residía el joven detenido con casi mil vídeos de pornografía infantil

ToledoActualizado:

El estupor y la incredulidad recorren el pueblo de Toledo donde residía el presunto pedófilo que ingresó en prisión la pasada semana por almacenar en su ordenador casi un millar de vídeos de pornografía infantil, la mayoría con un contenido de extrema dureza. «Parecía muy débil, muy sensible, un joven aparentemente normal. Era un buen estudiante y nunca había dado problemas», le describe un vecino de la localidad (2.600 habitantes). «Es un palo muy grande haber conocido esto, no por él, que es repugnante lo que presuntamente ha hecho, sino por la familia. Su familia es muy buena», apostilla otro que conoce tanto al joven como a sus padres.

El supuesto pedófilo, un veinteañero que se involucraba vivamente en los carnavales, es oriundo de una localidad del partido judicial de Ocaña situada a 30 kilómetros de la capital de Castilla-La Mancha. En una vivienda de ese pueblo, donde residía con sus padres y está próxima a un colegio, la Policía Nacional halló un ordenador con más de 900 vídeos de pornografía infantil. Muchos de ellos contenían abusos a niños muy pequeños, de entre 2 y 6 años. Este material pedófilo lo había obtenido en la red a través de intercambios con otros internautas, según la Policía.

Antes de ser detenido, a finales del pasado abril, el presunto pedófilo declaraba en las redes sociales que era vecino de Toledo, trabajaba para la Universidad de Castilla-La Mancha y mantenía una relación sentimental con otro chico, conocida por la mayoría de los vecinos del pueblo desde hace tiempo.

Sin fianza

El lunes 24 de abril, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Ocaña dictó un auto de prisión provisional, comunicada y sin fianza contra el presunto pedófilo, a la espera de los resultados de otras diligencias de investigación.

En un comunicado de prensa, la Policía Nacional informó la pasada semana de que el joven ingresó en la cárcel como supuesto autor de un delito de corrupción de menores. No obstante, en el auto de prisión se le imputan, de manera provisional, otros dos delitos más (prostitución y explotación sexual), según han confirmado a ABC fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.

A pesar de que la Policía no facilitó ni iniciales del detenido, ni su edad ni la población donde residía, en el pueblo la detención del presunto pedófilo comenzó a propagarse esta semana, más de una semana después de su arresto. La Policía llegó hasta él después de recibir varias informaciones desde Estados Unidos que alertaban a las autoridades españolas de la existencia de archivos con pornografía infantil asociados a una cuenta de correo electrónico cuyo titular residía en España. Los investigadores localizaron la población y la vivienda, donde hallaron más de 900 vídeos.