La consejera Patricia Franco junto a la embajadora de Fiinlandia en España, Tiina Jortikka-Laitinen
La consejera Patricia Franco junto a la embajadora de Fiinlandia en España, Tiina Jortikka-Laitinen - JCCM

La Junta destaca la riqueza que el proyecto de Nokian Tyres generará en la región

Este viernes se ha colocado la primera piedra del centro que la empresa finlandesa implantará en Santa Cruz de la Zarza

ToledoActualizado:

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha destacado que el proyecto que la empresa finlandesa de neumáticos Nokian Tyres implantará en Santa Cruz la Zarza conllevará investigación, desarrollo, investigación y generación de riqueza para la región.

Así lo ha puesto este viernes de manifiesto la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, durante la colocación de la primera piedra del centro de pruebas y del centro tecnológico que la multinacional va a instalar en el municipio toledano, ha informado en una nota de prensa la Junta de Comunidades.

Franco ha considerado que es «un día muy importante» para Santa Cruz de la Zarza y para la comunidad autónoma, por lo que el proyecto de Nokian Tyres conlleva en cuanto a investigación, desarrollo, innovación y generación de riqueza para Castilla-La Mancha, al tiempo que ha agradecido a la matriz finlandesa que se haya decantado por la región.

Ha explicado que su propuesta es «una de las más completas» que ha pasado por el Ejecutivo autonómico, ya que, además de la generación de puestos de trabajo, desarrollo económico y riqueza, contempla el cultivo de guayule -una planta arbustiva capaz de generar látex útil para la fabricación de neumáticos de nueva generación-, lo que generará «un novedoso desarrollo agrícola y cuidado medioambiental».

También ha destacado y agradecido «el alto grado de colaboración» entre la compañía, las administraciones y la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), que han trabajado, a su juicio, «en absoluta sintonía».

Por su parte, la embajadora de Finlandia en España, Tiina Jortikka-Laitinen, ha resaltado que se ha dado «un paso más» para mejorar y afianzar las relaciones comerciales existentes entre ambos países y ha añadido que esta empresa aúna «las principales premisas por las que se guía la sociedad escandinava: la sostenibilidad y el cuidado y protección del medioambiente».

Álvaro Gutiérrez ha resaltado la importante repercusión económica que el nuevo Centro Tecnológico Nokian Tyres de Santa Cruz de la Zarza va a tener para la comarca de la Meseta de Ocaña y para la provincia de Toledo. Y ha calificado este viernes como un «día muy importante porque se inicia un proyecto ambicioso, riguroso, de calidad y avalando por la trayectoria de una empresa pionera y puntera dedicada a la fabricación de neumáticos» que ha elegido la provincia de Toledo, la localidad de Santa Cruz de la Zarza para instalar su centro tecnológico

Todos los asistentes al acto en Santa Cruz de la Zarza
Todos los asistentes al acto en Santa Cruz de la Zarza - Diputación

Al acto han asistido también la consejera de Fomento, Agustina García Élez; el presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez; el presidente del Consejo de Administración de Nokian Tyres, Petteri Wallden; y el alcalde de Santa Cruz de la Zarza, Luis Alberto Hernández, que se ha mostrado «muy agradecido» a la multinacional y al Ejecutivo autonómico por hacer posible este proyecto en la localidad.

Nokian Tyres es una empresa de fabricación de neumáticos, líder de mercado en el segmento de neumáticos de gama alta en los países escandinavos y Rusia. Tuvo unas ventas netas de 1.400 millones de euros en 2016 y cuenta con 4.204 empleados y con 1.506 tiendas.

Sus instalaciones en el municipio toledano consistirán en una pista y un centro de pruebas de neumáticos para climas secos, así como un centro tecnológico en el que se llevarán a cabo proyectos de investigación industrial asociados al diseño y la mejora de las propiedades de los mismos.

Estas instalaciones serán el campo de pruebas para los productos fabricados en las factorías que la empresa tiene en Nokia (Finlandia), San Petersburgo (Rusia) y Tennessee (EE.UU).

La inversión total alcanza los 60 millones de euros y el plazo de ejecución de la obra es de dos años.

Se calcula que en fase explotación se generarán unos 40 puestos de trabajo directos, 30 de personal contratado localmente y 10 de investigadores, ingenieros y pilotos, y que durante la fase de construcción se puedan crear 200 empleos.