Imagen de archivo de un control de la Guardia Civil
Imagen de archivo de un control de la Guardia Civil - Juan Carlos Soler

La Guardia Civil busca por homicidio a la pareja de la mujer muerta en una cuneta de la A-5

Los investigadores creen que el hombre atropelló intencionadamente a la víctima y se fugó

ToledoActualizado:

La Guardia Civil busca al compañero sentimental de Dolores Vargas Silva, cuyo cadáver ha sido hallado esta mañana a varios metros de una cuneta de la autovía A-5 a la altura de Santa Cruz del Retamar (Toledo).

Los investigadores creen que el hombre, en paradero desconocido, atropelló intencionadamente a la víctima, de unos 30 años, abandonó el cuerpo y se dio a la fuga. Por ello le atribuyen en un principio un homicidio doloso por un atropello intencionado. No obstante, los agentes están a la espera de los resultados de la autopsia al cadáver, que podría revelar más información sobre las causas reales de la muerte.

Las pesquisas apuntan a que este caso estaría relacionado con la violencia de género, según ha confirmado ABC en fuentes solventes. Esta hipótesis contrasta radicalmente con las palabras del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, quien ha asegurado este mediodía que la víctima falleció en un accidente de tráfico y no por violencia de género, «como apuntaban algunos rumores», ha apostillado.

Tanto Dolores como su pareja, que vivían en Carabanchel (Madrid), participaron en una fiesta el viernes, según han contado algunos familiares. El cadáver de la mujer fue localizado esta mañana, unos minutos antes de las ocho, a la altura del kilómetro 56 de la A-5 sentido Extremadura.

Un conductor fue quien vio el cuerpo de Dolores «en un carril de aceleración» para acceder a la autovía, según indicaron a Efe fuentes de la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha. Sin embargo, otras fuentes consultadas por ABC aseguran que el cadáver estaba a varios metros de la cuneta y era apenas visible desde la carretera.

Cuatro horas después del hallazgo se procedió al levantamiento del cadáver, que fue trasladado al depósito del cementerio municipal de Toledo, donde se encuentra la sala de autopsias del Instituto de Medicina Legal de Toledo y Ciudad Real.

La necropsia será practicada este domingo, lo que permitirá a los forenses confirmar si hay otras lesiones internas, además de las visibles externamente. Después, el cadáver de Dolores será trasladado a Carabanchel para las honras fúnebres.