Ángel Luengo, vicepresidente de Transparencia, Hacienda y Buen Gobierno
Ángel Luengo, vicepresidente de Transparencia, Hacienda y Buen Gobierno - Diputación

La Diputación cierra 2017 con 27,4 millones de euros de superávit

La deuda se reducirá un 60 por ciento antes de acabar la legislatura

ToledoActualizado:

La Diputación de Toledo ha cerrado el ejercicio 2017 con un superávit de 27,4 millones de euros, un remanente de tesorería de 16,7 millones y una reducción de la deuda de más de 20 millones de euros, que se prevé que se reducirá un 60 por ciento antes de acabar la legislatura.

En una nota de prensa, la Diputación ha informado de que el superávit de 2017 supera en más de 20,85 millones el resultado de 2015 y ha señalado que el remanente de tesorería supera en más de 10 millones el obtenido hace dos años.

El vicepresidente de Transparencia, Hacienda y Buen Gobierno, Ángel Luengo, ha calificado los resultados económicos como «excelentes» y ha destacado que «consolidan la buena gestión económica» del equipo de Gobierno que preside Álvaro Gutiérrez.

Para Luengo, estas cifras permiten que la Diputación pueda «apuntalar una política de cambio social centrada en las personas y de apoyo a los ayuntamientos de la provincia de Toledo».

Al respecto ha afirmado que los resultados económicos de 2017 «constatan la buena salud económica, financiera y presupuestaria de la Diputación». El vicepresidente ha remarcado que una gestión económica y presupuestaria rigurosa «no está reñida con el perfil más social y útil de la política» del actual Gobierno que «da la cara por los que peor lo están pasando».

Ha mostrado su reconocimiento a los empleados públicos de la institución por su «dedicación y esfuerzo» ya que, a su juicio, «han sabido entender el momento tan importante de gestión que atraviesa la institución». Una gestión «eficaz» y «responsable», en palabras del vicepresidente, permite al gobierno provincial «disponer de un margen muy considerable para apuntalar las políticas de compromiso con las necesidades reales de las personas y de los ayuntamientos».

El presupuesto de la Diputación contempla más de 50 millones de inversiones en la provincia, más 9 millones procedentes del remanente de tesorería.

Deuda amortizada

La deuda de la Diputación se ha reducido en más de 22 millones de euros desde 2015 pasando de 52,2 a 30,1 al cierre del ejercicio 2017. Luengo prevé que la deuda se sitúe en torno a los 21,5 millones de euros a 1 de junio de 2019. Asimismo, la deuda amortizada con entidades financieras de la Diputación se habrá reducido en 33 millones de euros, lo que equivale, según Luengo, al 60% de la deuda al inicio del mandato mientras que el cumplimiento del período medio de pago mensual a proveedores es de 8,19 días.