Material para el procesado de la droga, expuesto ayer en la Jefatura Superior de Policía de Toledo
Material para el procesado de la droga, expuesto ayer en la Jefatura Superior de Policía de Toledo - Luna Revenga

Desmantelan cinco laboratorios e intervienen casi 3.000 plantas de marihuana

La operación «Fuente-Romero» se salda con siete detenidos, tres de ellos ya en prisión. Uno de los cultivos ilegales estaba en un zulo de una finca de El Casar de Escalona

ToledoActualizado:

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado cinco laboratorios clandestinos utilizados para el cultivo, procesado y elaboración de droga en la provincia de Toledo. Según ha informado este jueves el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, se han intervenido casi 3.000 plantas de marihuana en laboratorios de Hormigos, Escalonilla, Torrijos y El Casar de Escalona.

En el marco de la operación «Fuente-Romero» (el nombre responde a la urbanización del mismo nombre de Hormigos), han sido detenidos siete personas, tres de ellas ya en prisión y los cuatro restantes en libertad con cargos. Se trata de un grupo criminal dedicado al cultivo y distribución de marihuana en Toledo y varias localidades de la provincia, según ha detallado el delegado del Gobierno.

Los integrantes del grupo tenían bien diferenciados los roles con un claro reparto de las tareas. «Uno de ellos se encargaba de suministrar esquejes de plantas en crecimiento para su trasplante a los laboratorios, mientras que otro realizaba el montaje de las instalaciones eléctricas y de los dispositivos para acondicionar los cultivos, y un tercero controlaba presencialmente los cultivos y distribuía la droga, un trabajo descomunal», ha dicho José Julián Gregorio, que ha expuesto los detalles de la operación acompañado del jefe superior de Policía de Castilla-La Mancha, Félix Antolín.

Detalle de algunas de las herramientas utilizadas
Detalle de algunas de las herramientas utilizadas - Luna Revenga

La investigación comenzó el pasado mes de noviembre cuando los agentes tuvieron conocimiento de un intento de venta de varios kilos de marihuana en Toledo e iniciaron las gestiones para conocer el origen y el destino de esa droga. Tras recabar todos los datos, el grupo de estupefacientes estableció el operativo y practicaron seis registros, desmantelando los cinco laboratorios, todos perfectamente acondicionados. En total se incautaron de 2.899 plantas de cannabis sátiva y 3.400 kilogramos de marihuana, droga que habría alcanzado en el mercado un valor de unos tres millones de euros.

Zulo en un gallinero

La plantación localizada en El Casar de Escalona estaba situada en un zulo en el gallinero de una finca, al que se accedía por una entrada camuflada y por pasadizos. En este lugar fue necesario el uso de mascarillas debido al ambiente irrespirable. Había 643 plantas que fueron destruidas allí mismo con autorización judicial.

Otros dos laboratorios en Pepino

El delegado del Gobierno ha anunciado que en la mañana de este jueves se estaba llevando a cabo otra operación contra el tráfico de drogas en la localidad de Pepino, en la que se ha desarticulado otro grupo criminal, no vinculado al anterior. En un polígono del muncipio se ha descubierto un laboratorio en el que había casi 3.000 plantas de marihuana y otro al lado con otras 2.000. Se ha detenido a una persona y la investigación sigue abierta. «Quiero dar las gracias a la Policía Nacional por el trabajo que están haciendo por cortar de raiz un problema desde abajo», ha concluído Gregorio.