Toledo - Ciudad

Un segundo detenido por la muerte en el bar de Santa Bárbara

Los dos investigados son familiares del inquilino y están en libertad con cargos

Mensajes pidiendo justicia a la puerta del bar «Sergy´s»
Mensajes pidiendo justicia a la puerta del bar «Sergy´s» - Ana Pérez Herrera

La familia de Julio Sergio García Toledo, fallecido el pasado viernes después de un fortísimo golpe recibido dos días antes en un bar del barrio de Santa Bárbara, en Toledo, aseguró este martes a ABC que han sido dos los detenidos por este suceso. Ambos ya han sido puesto en libertad, eso sí, con cargos. Esta información contradice lo dicho por el delegado del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, que el fin de semana había dicho que solamente había un detenido.

Julio García Toledo (soltero y sin hijos), al que todo el mundo en el barrio conocía como «Julito», vivía justo encima del bar en el que sufrió la agresión y que tenía alquilado a Juan Moreno Ortega. Las circunstancias que provocaron su muerte son todavía un misterio. Sin embargo, hay varias cosas que parecen claras, según la versión que la familia de «Julito» ha contado a ABC.

El miércoles, el día del suceso, Juan Moreno llamó a «Julito» porque la compañia eléctrica había cortado la luz al bar. Al parecer por una deuda del anterior inquilino, no de Juan. En un deseo de ayudar al negocio (ese día se jugó el Atlético-Real Madrid y se preveía que el bar tuviera buen ambiente), «Julito» ofreció a Juan enganchar la luz a su propia vivienda y en esas bajó al bar.

Lo que pasó a continuación lo desconoce la familia del fallecido. Esta asegura que Óscar, un hermano de «Julito» que vivía con el, escuchó voces y que también bajó al bar a ver qué pasaba. Cuando entró, se encontró a su hermano tirado en el suelo, inconsciente, y con un ojo morado (la caída le había provocado un golpe en la cabeza que resultó mortal). Óscar preguntó a los presentes si habían pegado a su hermano y estos respondieron que se había caído solo y que «Julito» estaba fingiendo. Es más, ante la gravedad en la que se encontraba su hermano, fue Óscar quien llamó a la UVI móvil.

«Julito» fue operado de urgencia en el hospital Virgen de la Salud, pero «tenía muchos coágulos en la cabeza» y murió el viernes por la mañana. En el momento de la agresión, en el bar había seis personas: el inquilino, Juan; su mujer, tres familiares de la pareja y José Félix, un vecino del barrio. Los dos detenidos son familiares de la pareja, mientras que José Félix fue llevado el lunes al bar por la Policía para que reconstruyera los hechos, pero sufrió un mareo y no pudo hacerlo.

Para mañana, a las 20.30 horas, hay prevista una concentración de familiares y amigos de «Julito» frente al bar en el que perdió la vida. Van a guardar un minuto de silencio y a pedir «que sus agresores o su agresor vayan a la cárcel».

Toda la actualidad en portada

comentarios