Suceso

Once detenidos por robar a mayores mediante el método del abrazo

De ellos hay tres en prisión y otra persona en busca y captura. Actuaban en las provincias de Toledo y Guadalajara

TOLEDOActualizado:

La Guardia Civil, en el marco de la Operación Sarut III, ha detenido a 11 personas como autoras de diversos delitos de robo con violencia e intimidación y de hurto, siendo todas las víctimas personas de avanzada edad a las que robaron joyas utilizando el método conocido como «del abrazo o del agradecimiento». Otra persona relacionada con estos hechos se encuentra en búsqueda y captura por orden judicial.

Según ha informado la Delegación del Gobierno en un comunicado, estos grupos de delincuentes suelen recorrer varias localidades, preferentemente por las mañanas, con la finalidad de estudiar tanto los itinerarios a seguir, posibles víctimas, vías de escape, incluso patrullas policiales existentes, y así poder asegurar el éxito de sus actividades delictivas.

Si durante estos reconocimientos se les presentaba una buena ocasión para actuar, no dudaban en cometer un robo con violencia o un hurto, para continuar con la citada ruta, por lo que no se descarta que también hayan cometido delitos en otras provincias.

Los delincuentes utilizaban seis vehículos cuyos propietarios carecían de antecedentes policiales, en los que una o dos mujeres, que generalmente ocupaban los asientos traseros, participaban en el hecho como autoras materiales de los robos, yendo acompañadas por uno o dos hombres encargados de conducir el vehículo y dar protección en caso necesario.

El modus operandi consistía en abordar a las víctimas, cuya media de edad era de 70 años, y preguntarles por alguna dirección o establecimiento (farmacia u hospital). Tras obtener la información, «regalaban» una joya falsa en señal de agradecimiento, momento que aprovechaban para sustraer joyas a las víctimas. En muchos de los casos, las víctimas se percataban del engaño e intentaban oponer resistencia, pero los delincuentes no dudaban en responder con violencia para llevarse las joyas.

Una vez, en Marchamalo, fueron sorprendidos por una patrulla de la Guardia Civil, dándose a la fuga y embistiendo al vehículo oficial con otro usado para dicho robo, ocasionando daños materiales de consideración, resultando los dos componentes de la patrulla heridos leves. Los delincuentes huyeron en una temeraria fuga a toda velocidad hacia la provincia de Madrid, en cuya capital abandonaron el vehículo, que también tenía importantes daños. En la Inspección Técnico Ocular del vehículo abandonado se localizaron dos habitáculos preparados para ocultar las joyas.

En octubre, componentes de la Guardia Civil de Toledo y Guadalajara efectuaron una entrada y registro en un domicilio de Parla (Madrid), siendo halladas 70 piezas de bisutería preparadas para la comisión de los ilícitos. Se detuvo a 6 mujeres y 5 hombres como autores de 11 delitos de robo con violencia e intimidación, 6 delitos de daños y pertenencia a grupo criminal. A varios de ellos también se les detuvo por 1 delito de daños, 1 delito de desobediencia grave a los agentes de la autoridad, 1 delito contra la seguridad vial y 1 delito de lesiones.

Se ha investigado también a una mujer, que se encuentra en paradero desconocido, como presunta autora de varios robos con violencia y hurtos, la cual podría haber viajado a su país de origen con el cometido de deshacerse en el mercado negro de parte de las joyas sustraídas. La Guardia Civil puso a disposición judicial a los 11 detenidos ante el juzgado de Instrucción número 6 de Toledo, que dictaminó el ingreso en prisión de tres de ellos.

Desde el año 2015, la Guardia Civil de la Comandancia de Toledo ha detenido a 28 personas e investigado a otras 30, todas de nacionalidad rumana, como autoras de 85 delitos.