Los autobuses urbanos de Toledo tendrán ahora «el color de la ciudad» - UNA REVENGA
MUNICIPAL

Los autobuses se pasan al blanco y magenta, «el color de la ciudad»

Este año convivirán con los de color azul, ya que se irán cambiando de forma progresiva

TOLEDOActualizado:

Los no habituados al transporte público urbano de Toledo puede que se lleven una sorpresa durante este año: por una parte, verán los habituales autobuses azules; y por otro, unos blancos y magentas (o rojo carmesí, según la sensibilidad visual de cada cual).

No hay que alarmarse, todos prestarán el mismo servicio. Lo que pasa es que mientras Unauto, la empresa concesionaria del servicio, cambia todos los autobuses del azul al blanco y magenta, coincidirán vehículos de los dos colores.

Este lunes, la alcaldesa Milagros Tolón y buena parte del Gobierno municipal presentaron los primeros cuatro autobuses con la nueva imagen corporativa desde las dársenas de Safont. El cambio de color de los autobuses venía contemplado en el pliego de condiciones del actual contrato y Unauto correrá con los gastos.

«Hemos querido que los autobuses tengan el color de la ciudad, el color que representa el pendón de la ciudad», dijo Tolón.

Estos cuatro nuevos autobuses son un poco más pequeños que los habituales: tienen 10 metros de largo por los 12,5 del resto. El Ayuntamiento ya explicó en su momento que la idea es mitigar el desgaste que para el pavimento del casco histórico supone que todas las líneas del transporte público pasen por este barrio.

Toledo cuanta con una flota de 44 autobuses, que pronto serán 45 puesto que Unauto tiene la obligación de aportar un nuevo vehículo. Además del color, conforme se vayan cambiando los autobuses, los nuevos incorporarán las mejoras tecnológicas a las que la empresa concesionaria se comprometió.

Estas son: red wifi, puertos USB para recargar teléfonos móviles o tablets, sillas para bebés o rampas de acceso para discapacitados. También en los próximos meses habrá una aplicación móvil (app) en la que los ciudadanos podrán consultar cuándo pasa el autobús. Desde Unauto su presidente, Gregorio Ruiz, dijo que los cuatro nuevos vehículos son de gas natural y que en la actualidad 37 de los 44 autobuses de Toledo ya funcionan mediante esta energía.

En palabras de Tolón, el nuevo contrato (que ha entrado en vigor este año y tiene una duración de diez) ha traído a Toledo «un transporte del siglo XXI». «Mucho más accesible, mucho más moderno, mucho más sostenible y económico», añadió. Con el nuevo contrato, el Ayuntamiento aporta anualmente dos millones de euros menos de subvención a Unauto (antes eran 6,3 millones y ahora son 4,3), con lo que el ahorro será de veinte millones al cabo de diez años.

Por otro lado, durante este año el Ayuntamiento instalará 25 nuevas marquesinas en la ciudad (está por decidir dónde) y se cambiarán los paneles informativos al sistema SAE. También este año tiene que aprobarse el nuevo Plan de Transportes, en el que se discutirá sobre posibles cambios en los itinerarios de las líneas.