La puerta histórica soporta a diario un intenso flujo de tráfico rodado
La puerta histórica soporta a diario un intenso flujo de tráfico rodado - ABC

«Lo ideal sería que el tráfico no atravesara más la Puerta del Cambrón»

El arquitecto Pedro Ponce de León dirige los trabajos para la restauración del monumento toledano

ToledoActualizado:

Tras la concesión de la licencia municipal, en breve comenzarán las obras para la restauración de una de las puertas históricas más singulares de la ciudad de Toledo, la puerta del Cambrón, por la que vehículos y peatones atraviesan diariamente las muralla para entrar en el Casco Histórico de Toledo por la zona del monasterio de San Juan de los Reyes. Con un presupuesto de 210.819,09 euros, Pedro Ponce de León es el arquitecto que dirigirá los trabajos, que se ejecutarán durante seis meses por parte de la empresa Estudo Métodos de Restauración. Según han informado a ABC fuentes del Ministerio de Cultura, la obra consistirá fundamentalmente en consolidar las bases y paramentos, la torre sur-oeste, las terrazas y las cubiertas.

Los tubos de escape

En declaraciones a ABC, Ponce de León explica que aunque la puerta ya fue objeto hace años de una rehabilitación, «ahora necesita una restauración de sus cubiertas porque el agua entra a través de los tejados y necesita una reparación general de los paramentos». Añade que «es una puerta que está sujeta a un paso de tráfico intensísimo de vehículos por su parte interior, y eso no ayuda mucho porque todos los tubos de escape provocan un sedimento, una costra sobre los muros que es preciso limpiar y reparar también».

Preguntado por si es partidario de que el tráfico rodado dejara de pasar por el interior de la puerta del Cambrón, contesta que «desde el punto de vista del monumento, sería lo ideal; desde el punto de vista del tráfico de la ciudad de Toledo yo sé que hay problemas en cuanto a posibles alternativas, pero desde luego para el propio conjunto de la puerta del Cambrón sería lo ideal porque es un tráfico desmedido. Lo deseable sería que desapareciera el tráfico que pasa a través de sus puertas». Además de la restitución de la linealidad en las cornisas de torres, y la restitución de piezas de ladrillo en albardillas, muros y torres, se eliminarán los morteros inadecuados y se procederá a la homogeneización de rejuntados y construcción de estos en la zona de las almenas. También se sustituirán las bandejas de plomo en las cornisas y se inspeccionará la esquina superior de la torre suroeste para su más adecuada consolidación.

Fotografía de Casiano Alguacil de finales del siglo XIX.
Fotografía de Casiano Alguacil de finales del siglo XIX. - AMT

Contra las palomas

Para atajar el gran problema que suponen las palomas en los monumentos de la ciudad de Toledo, se colocarán mallas antipalomas en todos los huecos de las torres con tensores de acero y se limpiará de palomina el extradós (curva exterior o superficie de la cara visible de un arco) de las bóvedas. «Es un problema tremendo el de las palomas porque entran en las cuatro torres. Pondremos un cerramiento lo bastante poderoso y esperemos que no entren nunca más porque la palomina lo destruye todo», subraya el arquitecto.

Asimismo, se revisarán las cubiertas de los chapiteles y su impermeabilización, sustituyendo los elementos degradados y sueltos. También se limpiarán las pátinas biológicas y se consolidarán las piedras degradadas en la embocadura de la puerta. Por otro lado, se levantará el solado en las terrazas y se eliminarán los morteros para formar nuevas pendientes en las terrazas hacia los desagües sumideros con secciones adecuadas. En la cubierta sur de la puerta se levantará la teja y se eliminará también en esta zona el mortero de la pendiente para formar una nueva.

La fachada y las puertas

Los trabajos previstos en la puerta incluyen la limpieza del granito de la fachada y la revisión, restituciónde piezas y limpieza de las puertas originales. Asimismo, se procederá a la lectura de los paramentos interior y exterior de esta histórica entrada a la ciudad de Toledo, con la identificación de sus formas constructivas, reparaciones o modificaciones por pérdida o añadido que en ella hayan dejado huella. Finalmente, se instalarán medidas de seguridad y favorecedoras de la accesibilidad del monumento, y se incluirán elementos informativos para la mejor comprensión del proyecto durante la realización de las obras.

La puerta del Cambrón en 1910.
La puerta del Cambrón en 1910. - León Levy (AMT)

Según la información facilitada a este diario por el Ministerio de Cultura, «posiblemente ya existía la puerta durante la dominación visigoda, siglo V o VI. De la época musulmana sólo conserva su estructura. Entre los años 1571 y 1573 fue reedificada casi por completo, levantando el primer cuerpo de la edificación en sillería amarillenta y mampuesto. El segundo cuerpo fue levantado entre los años 1575 y 1576, en ladrillo y granito grisáceo».

En 1921 se declararon Monumento Nacional las murallas, torres, puertas y puentes de la ciudad de Toledo, haciendo una relación de sus elementos, en la que aparece la Puerta del Cambrón. «En 1936, en el marco de la Guerra Civil, sufrió deterioros con motivo de un incendio».