Vehículo conducido por el detenido
Vehículo conducido por el detenido - SPL

El conductor kamikaze de Toledo queda en libertad con el cargo de atentado a la autoridad

Había sido detenido tras protagonizar una persecución policial

ToledoActualizado:

Una jueza ha dejado en libertad con cargos al conductor kamikaze detenido este lunes después de protagonizar una persecución policial por calles de Toledo y la A-42 (Toledo-Madrid). Solo se le acusa de ser el presunto autor de un atentado a la autoridad, un delito que se tendrá que concretar durante la instrucción judicial, según han señalado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.

El conductor, un ciudadano lituano que fue detenido por la Policía Nacional, pasó este miércoles por la tarde a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Toledo, que estaba de guardia. Tras tomarle declaración, la jueza suplente lo dejó en libertad con cargos. El caso pasará ahora al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Toledo, que estaba de guardia cuando sucedieron los hechos.

La Policía Nacional le atribuía cuatro delitos: uno de desobediencia, otro de atentado a agentes de la autoridad, uno más por la sustracción del vehículo y un cuarto por falsedad documental, ya que el automóvil tenía las placas de matrícula de otro vehículo.

El conductor, que tenía antecedentes policiales, protagonizó una persecución que se inició el lunes en el casco viejo de Toledo pasadas las ocho y media de la tarde. Logró huir a pesar de que la Policía Local y la Policía Nacional intentaron detenerlo. Incluso algún agente estuvo a punto de ser arrollado por el vehículo conducido por el lituano, un Volkswagen Touareg de color negro que había sido robado en Denia (Alicante) y tenía las placas de matrículas dobladas (falsas). Dos horas más tarde, fue detenido por la Policía Nacional tras la llamada de un periodista a un agente conocido suyo.