Operarios realizan trabajos en el talud de Doce Cantos
Operarios realizan trabajos en el talud de Doce Cantos - ANA PÉREZ HERRERA

Actuación de emergencia para consolidar el talud de Doce Cantos

Los trabajos están contando con especialistas en arqueología y geotecnia

Actualizado:

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Toledo ha acordado realizar una actuación de emergencia para consolidar el talud donde se ha producido un desprendimiento de rocas, en la subida de Doce Cantos, junto a la muralla de la ciudad y el Puente de Alcántara.

Según ha explicado en rueda de prensa la concejal de Obras, Nohelia de la Cruz, la decisión fue adoptada en una reunión extraordinaria que celebró la Junta de Gobierno Local, a la vista de los informes técnicos sobre el desprendimiento que se produjo hace unos días en la zona.

De la Cruz, ha indicado que cuando el Ayuntamiento tuvo conocimiento del desprendimiento, los técnicos del Servicio de Obras, Infraestructuras y Medio Ambiente iniciaron la evaluación de las causas, el estado actual del talud, la posible evolución y las medidas de protección a tomar al respecto.

Estos trabajos se han coordinado con especialistas externos en arqueología, por la singularidad del enclave, como en geotecnia, por las características del relleno antrópico que conforma el talud.

Tras conocer los análisis técnicos, la Junta de Gobierno ha determinado iniciar una actuación de emergencia para la consolidación y estabilización del talud, que ha sido comunicada a la Junta de Comunidades y a la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha, por sus implicaciones patrimoniales.

La concejal de Obras ha informado que ayer se iniciaron los primeros trabajos de emergencia, acuñado y apeo del bloque de grandes dimensiones que presenta un riesgo aparente de deslizamiento y del mallado del talud, para sujetar posibles desprendimientos de piedra o de grave.

Posteriormente, con arreglo al desarrollo de estos trabajos, se determinará la apertura al tráfico, tanto rodado como peatonal, del vial que permanece cortado a consecuencia del desprendimiento.

En este sentido, De la Cruz ha dicho que al tratarse de una actuación de emergencia y de una zona tan singular, el Ayuntamiento está tomando todas las medidas oportunas para agilizar al máximo las obras, garantizando la seguridad de los ciudadanos.

Asimismo, ha avanzado que una vez que finalice esta primera fase, habrá una segunda actuación consistirá en la consolidación y la estabilización global del todo el rodadero y se determinará tanto su alcance y tipología de forma consensuada con el resto de Administraciones implicadas.

El coste estimado de la operación es de 15.000 euros en el caso de la primera actuación, a los que hay que añadir lo correspondiente a seguridad y salud, señalización, balizamiento y defensa de obras, seguimiento arqueológico y lo que cueste la segunda actuación que está pendiente de determinar.