El Rey siguiendo las explicaciones del canónigo Juan Pedro Sánchez
El Rey siguiendo las explicaciones del canónigo Juan Pedro Sánchez - LUNA REVENGA

El Rey visita la muestra de Cisneros en la catedral de Toledo y es nombrado canónigo honorario

Don Felipe recorrió durante más de hora y media la exposición homenaje a «quien fue alguien más que un cardenal»

TOLEDOActualizado:

El Rey Felipe VI se ha desplazado este martes a Toledo para apoyar con su presencia la exposición «Cisneros. Arquetipo de virtudes, espejo de prelados», una visita con la que el monarca expresa su respaldo a esta gran iniciativa de la catedral de Toledo para rendir homenaje a un hombre, que como dijo después el ministro de Cultura, Iñigo Méndez de Vigo, fue «mucho más que un cardenal». Don Felipe llegó a la plaza del Ayuntamiento pasadas las doce de la mañana y fue recibido entre aplausos y gritos de «Viva España» de los toledanos que les esperaban y a quienes saludó antes y después de la visita a la catedral, en donde permaneció durante más de hora y media disfrutando de esta muestra, que conmemora el V centenario de la muerte del cardenal Cisneros y que está formada por 350 piezas que aglutinan pintura, azulejería, orfebrería, manuscritos y textiles.

El monarca estuvo compañado, además de por el ministro de Educación, Cultura y Deporte. por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; el delegado del Gobierno en la región, José Julián Gregorio; la alcaldesa, Milagros Tolón y el presidente de las Cortes, Jesús Fernández Vaquero. En la catedral le esperaba el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez y el comisario de la exposición, el canónigo delegado de Patrimonio de la Catedral, Juan Pedro Sánchez, que le acompañó durante toda la visita.

Felipe VI se detuvo en el montaje del «Tanto Monta» de Isabel y Fernando de forma completa, tal y como los reyes lo colocaban, con el trono en dos jamugas de la época, en el Misal Rico Mozárabe y también, entre otras cosas, en el decreto de explusión los judíos que se ha traído a la muestra desde Ávila. También visitó la sala del Tesoro de la Catedral, donde se encuentra la Custodia de Arfe y, el coro. Allí, Don Felipe fue nombrado canónigo honorario de la catedral de Toledo, como lo han sido hasta ahora todos los reyes de España desde Felipe II, y también en el libro de honor del templo, tras saludar a todas los canónigos que le espeban vestidos de gala. Al finalizar la visita, el Rey comentó a los periodistas que le había encantado la exposición. «Mucho», dijo.

Esta exposición sirve «para tomar cuenta de cómo se forjó la unidad de España hace más de 500 años, y cómo somos hoy lo que somos, un gran país en Europa», dijo Méndez de Vigo

Después, el ministro de Cultura se acercó para hablar con la prensa y elogiar la exposición. «A Toledo hay que venir siempre, pero merece la pena pasar por esta exposición, absolutamente deslumbrante y magnífica». «Hay tapices, hay pinturas, hay casullas... la verdad es que hay que venir a verla. No hay que destripar la exposición, es mejor animar a la gente a que venga a Toledo», dijo.

Méndez de Vigo dijo que esta exposición es «una buena muestra de esta gran nación que es España» y sirve «para tomar cuenta de cómo se forjó la unidad de España hace más de 500 años, y cómo somos hoy lo que somos, un gran país en Europa, a la vanguardia de la Unión Europea y con una grandísima proyección gracias a la cultura en español. una gran exposición que refleja de forma minuciosa la vida y obra de un hombre que fue mucho más que un cardenal de su época».

En la muestra, que permanecerá abierta hasta el 18 de febrero de 2018 y que ha sido organizada y financiada en solitario por el Cabildo en el V Centenario de la muerte del prelado (más de 500.000 euros), están representadas todas las artes de la época del que llegó a ser por dos veces regente de Castilla. El público puede admirar en esta a muestra, que aspira a convertirse en una de las grandes exposiciones de las catedrales, como la de Las Edades del Hombre, cerca de 350 valiosas piezas, entre documentos, pintura, escultura, cerámica, orfebrería, textiles, tapices, cálices o grabados, que ocupan todo el trascoro, sobre una superficie de 1.200 metros cuadrados. Más de un centenar de ellas, provenientes de colecciones particulares de toda España, nunca antes han sido expuestas.

Francisco Jiménez de Cisneros (1436- 1517) fue cardenal, arzobispo de Toledo y primado de España y tercer inquisidor general de Castilla, perteneciente a la Orden Franciscana. También, además de confesor de Isabel la Católica, gobernó la Corona de Castilla en dos ocasiones. [La visita, en imágenes]