Juan Carlos de Cea, presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo
Juan Carlos de Cea, presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo - CHT

PRESIDENTE DE LA CHTJuan Carlos de Cea: «A finales de los 70 había en el Tajo más espumas y de mayor espesor»

Después de casi medio año en el cargo, el presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo repasa para ABC los temas que incumben a su departamento

ToledoActualizado:

Uno de los cargos públicos que más críticas recibe, más allá de muchos representantes políticos, es el presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT). Un puesto que en la actualidad ostenta Juan Carlos de Cea desde finales de verano, después de la polémica salida de su antecesor, Miguel Antolín.

¿Qué balance hace de este casi medio año al frente de la CHT?

Yo creo que es muy pronto para sacar conclusiones. En un mes comienza aproximadamente la campaña de riego, que es lo verdaderamente importante. El balance, yo lo haría mejor cuando termine este año hidrológico, porque cuando me incorporé al cargo, a finales de 2017, los informes de los que disponía, en los que la Agencia Estatal de Meteorología anunciaba un año bastante seco y con aportaciones hídricas reducidas, vaticinaban que el 2018 iba a ser complicado, como hemos visto en enero y febrero. Pero esta situación ha cambiado en marzo, por lo que prefiero hacer las valoraciones al final de este periodo.

Su llegada al cargo estuvo marcada por la polémica de la destitución de Miguel Antonlín, su antecesor. ¿Qué le pareció su salida?

Estos cargos son de libre designación y, por tanto, el equipo directivo del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente es el que decide. Es decir, esto se enmarca en los relevos normales que se producen dentro de la Administración y las empresas, algo que hay que ver solamente en ese contexto.

¿Cree que las últimas lluvias y la nieve caída durante el invierno pueden paliar la situación que vive la cuenca hidrográfica del Tajo?

Habría que valorar la repercusión que puedan tener durante todo el año hidrológico. Tanto es así que en la Junta de Gobierno de la CHT advertimos de que la cuenca del Tajo no iba a tener las dotaciones normales de agua de un año normal. Pero es que, incluso hace dos semanas, cuando en esa reunión se preveía la llegada de estos continuos frentes lluviosos, dijimos que había que esperar para hacer una valoración de cómo quedaban los embalses. Aun así, hemos comprobado que las lluvias han aliviado algo la situación complicada en algunos sistemas y, sin embargo, en otros no, como el caso del Tajuña en Guadalajara. Allí se vive una situación muy delicada y su embalse, La Tajera, apenas ha recibido aportaciones, pese a las lluvias, y habrá restricciones durante el año. En cualquier caso, ahora somos más optimistas que antes.

Restricciones en el Tajuña

Entonces, ¿serán necesarias finalmente las restricciones de agua en los sistemas del Alberche y el Tajuña?

En el embalse de La Tajera, en la cuenca del río Tajuña, como decía antes, apenas ha habido variaciones en los últimos quince días, a pesar de las lluvias, y todo el agua se destinará al abastecimiento humano, pero el regadío estará restringido este año con toda seguridad. Sin embargo, en el Alberche, aunque tenía una situación de emergencia, ha entrado bastante agua en sus embalses de Burguillo y San Juan. Pero, insisto, todavía es pronto para extraer conclusiones finales y habrá que esperar unos diez días a los informes técnicos.

Por lo que se refiere a los embalses de cabecera del Tajo, no sé si han sufrido pocos o muchos cambios con las lluvias de los últimos días. En cualquier caso, ¿puede garantizar que se seguirá sin trasvasar agua al Segura?

La decisión final de los trasvases no corresponde a la CHT. Nosotros formamos parte de la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura, que es el organismo que tiene que decidir en última instancia si se puede, o no, trasvasar, de acuerdo a unas reglas objetivas y transparentes. Pero, si atendemos a nuestros números, la situación ha mejorado un poco y se estima que a final de campaña estos embalses almacenen unos 170-190 hectómetros cúbicos.

¿Qué le pareció la demostración de fuerza y las exigencias de los regantes del Segura el pasado miércoles en las calles de Madrid?

El derecho a manifestarse está recogido en el artículo 21 de la Constitución Española y, por tanto, es muy lícito que ellos se manifiesten y pidan agua para Murcia, incluso desde la cabecera del Tajo. Pero, dicho esto y como señaló hace dos días en una entrevista la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, las normas actuales de explotación del acueducto Tajo-Segura impiden en este momento cualquier trasvase. Ahora bien, la ministra dejó la puerta abierta a una alternativa a la ley de Aguas, como es la cesión de derechos.

Embalse de Entrepeñas, en la provincia de Guadalajara
Embalse de Entrepeñas, en la provincia de Guadalajara - Ana Pérez Herrera

¿Ve las desaladoras como una alternativa real al trasvase Tajo-Segura, como defiende el Gobierno de Castilla-La Mancha?

En materia de desalación, me consta que el Gobierno de España tiene en este momento prácticamente al 100% de producción las desaladoras del Levante, incluidas la de Águilas, la de Valdelentisco y la de Torrevieja, ésta última incluso con una línea eléctrica, lo que servirá para paliar un poco la escasez de agua.

¿Qué viabilidad tienen las tres obras de emergencia que reclama el Gobierno de Castilla-La Mancha y otras medidas dentro del decreto de sequía para el Tajo?

Lo que toca en este momento no es hablar de obras, sino de un decreto de declaración de sequía en la cuenca hidrográfica del Tajo, que es en lo que está trabajando el Gobierno de España. Existe un borrador ya muy avanzado, que tiene un procedimiento muy reglado de tramitación y, en breve, se sacará a información pública. Más adelante hablaremos ya de inversiones y de otras cosas necesarias.

¿Estará listo el decreto de sequía dentro de poco más de un mes, como dijo usted la pasada semana?

El Ministerio de Agricultura está trabajando en ello y tenemos un intercambio permanente de información con ellos para sacarlo adelante.

¿Qué piensa cuando ve las numerosas imágenes y vídeos de la situación de los embalses de Entrepeñas y Buendía?

Los embalses sufren episodios cíclicos de llenado y vaciado. Hay algunos que tienen un carácter anual, que se llenan y se vacían anualmente para satisfacer las demandas de aguas abajo. Y, sin embargo, hay otros embalses que tienen un carácter interanual, como les llamamos, que sufren los llenados y los vaciados con una mayor lentitud. Ahora estamos en un episodio de sequía absolutamente normal, desconocido dentro de lo que es el ámbito geográfico de la cuenca del Tajo. Son meses de sequía hidrológica y meteorológica, como pasó en los años 90 y a principios de los 2000, y como suele pasar cada diez años aproximadamente.

Y cuando ve las espumas del río Tajo a su paso por Toledo, ¿qué piensa?

Esto no es algo nuevo. Yo he visto imágenes de otros años, incluso a finales de los 70, cuando había en el Tajo más espumas y de mayor espesor. Ahora es más escandaloso porque lo vemos a diario en redes sociales, en periódicos o televisiones. Dicho esto, nuestro deber es vigilar y tutelar todo lo que se vierte a las aguas del río Tajo. Todo vertido tiene que tener una autorización de la Confederación Hidrográfica [del Tajo], con unos requisitos que marca una directiva europea en materia de aguas residuales. Pero sí es cierto que los procesos de depuración son muy complicados. Siempre quedan algunos componentes que son muy difíciles de eliminar y, al entrar en contacto con una agitación de agua, producen espumas, sobre todo en los azudes del río en Toledo. Por lo tanto, es necesaria una mayor depuración y poner en marcha en el futuro todas las depuradoras existentes. Eso sí, hay que hacerle entender a la ciudadanía que el inodoro no es el sitio más adecuado para echar todos los productos de la vivienda.