Once alumnos de Talavera y Ocaña, atendidos por las altas temperaturas

Los estudiantes han sido tratados de sintomatologías relacionadas con el aviso naranja de temperaturas máximas

TOLEDOActualizado:

Siete alumnos del colegio Joaquín Alonso de Talavera han sido atendidos en el Hospital Nuestra Señora del Prado de la ciudad por sintomatología relacionada con las altas temperaturas, al igual que otros cuatro estudiantes del Instituto de Sencundaria Miguel Hernández de la localidad de Ocaña.

Según han informado a Efe fuentes del servicio de urgencias y emergencias 112 de Castilla-La Mancha, los siete alumnos del colegio Joaquín Alonso fueron trasladados hasta el Hospital General Nuestra Señora del Prado de Talavera, tras recibir un aviso a las 13:05 horas.

A esa misma hora también se recibió el aviso del instituto Miguel Hernández, donde inicialmente fueron atendidos cuatro estudiantes, y después tres de ellos fueron trasladados al Centro de Especialidades, Diagnóstico y Tratamiento (CEDT) de Ocaña.

En ambos casos, los estudiantes han sido tratados de sintomatologías relacionadas con las altas temperaturas, y con el aviso naranja de temperaturas máximas, ha indicado el 112.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha autorizado a los equipos directivos de los centros educativos de la región a que tomen las medidas que consideren más oportunas sobre la jornada escolar y las actividades a desarrollar si las temperaturas superan los 30 grados.

La Consejería de Educación Cultura y Deportes ha enviado unas instrucciones a los centros educativos a la vista de las previsiones meteorológicas y con el fin de garantizar, en la medida de lo posible, el bienestar del alumnado, del profesorado y del personal no docente, ha informado la Junta.