Carlos López Olmedillo, en la sala donde ha realizado sus prácticas como DJ
Carlos López Olmedillo, en la sala donde ha realizado sus prácticas como DJ

Carlos, un joven con síndrome de Down, logra su sueño de ser DJ

Un local del Casco Histórico de Toledo, Café del Trópico, le ha dado la oportunidad gracias al programa de empleo personalizado que ha puesto en marcha Plena inclusión

TOLEDOActualizado:

Carlos López está feliz. La música siempre ha estado presente en la vida de este joven toledano, son síndrome de Down, y ahora también podría convertirse en su trabajo. Gracias al programa de empleo personalizado que está realizando «Plena inclusión» la federación de Entidades de Familias de Personas con Discapacidad Intelectual de Castilla-La Mancha, este joven, que el próximo 5 de junio cumplirá 26 años, ha trabajado como DJ en el Café del Trópico, un local del Casco Histórico de Toledo, en donde ha aprendido a desenvolverse en este oficio.

La psicóloga que lleva su caso, Miriam Cañada, técnico de empleo del programa de Empleo Personalizado de Plena inclusión CLM, está encantada con el aprendizaje de Carlos, a quien ha acompañado a las sesiones de trabajo, que se han prolongado algunos días, incluso, hasta pasadas las dos de la mañana, junto con Edith Ugarte, preparadora laboral de Down Toledo. Cañada está volcada en este proyecto de empleo personalizado de «Plena Inclusión» que tiene como objetivo buscar oportunidades de trabajo para personas con discapacidad intelectual que tienen muchas necesidades de apoyo. El programa se ha puesto en marcha el programa en colaboración con la asociación Down Toledo, que ya participó el año pasado en un pilotaje a nivel nacional, y los beneficiarios directos en este caso son siete personas con discapacidad intelectual y sus familias. La idea es huir de los tradicionales trabajos relacionados con la discapacidad, valorando las capacidades, talentos y también gustos de la persona. Y la novedad radica en que se apoya en el entorno de la persona, en sus familiares, amigos o vecinos, un «capital social» con sus red de contactos.

La psicóloga explica a ABC que este proyecto sirve para pensar con imaginación y crear puestos de trabajo diferentes para personas con muchas dificultades para encontrar un empleo. «Vivimos el proceso de empleo personalizado, con cada una de las personas, con mucho entusiasmo. Quizás no consigamos al finalizar el programa que todas las personas con discapacidad intelectual trabajen, pero servirá para reorientar su vida en torno a lo descubierto y con ello, mejorar su calidad de vida». Y ahí surgió la idea apoyar a este joven toledano en su camino para convertirse en DJ y darle una oportunidad para demostrar su valía.

En el caso de Carlos ha sido fácil porque «está ilusionado y motivado» y «hemos contado también con el apoyo de su familia, sus padres, José María López y Mercedes Olmedilla, que se han volcado también en el proyecto y creen en él». explica la psicóloga. De hecho, participarán en Sevilla el próximo día 18 de junio en un encuentro de «Plena inclusión» con otras federaciones de España para compartir su experiencia.

La respuesta de la empresa, Café del Trópico (antiguo Explorer) ha sido también espectacular. Y los DJs Miguel Ángel, Carlos y, sobre todo, Borja, el encargado del local, que se ha volcado con él, a quien la madre del joven DJ estará «eternamente agradecida por el cariño con el que le ha tratado».

Bisbal, su ídolo

Mercedes recuerda a ABC que su hijo siempre ha cantando en casa y en el coche canciones de David Bisbal, su ídolo, y también de otros artistas como India Martínez yNavajita Plateá. Aunque tiene dificultad para leer, se sabe de memoria muchas letras y solo con escuchar el primer acorde ya reconoce el tema. La familia sabe que este programa es un reto. «No sabemos dónde nos va a llevar», pero está claro que les merece la pena por verle tan feliz y entregado. Y es que Carlos, a quien le van a regalar en su próximo cumpleaños una mesa de mezclas, siempre ha sido todo un relaciones públicas, le gusta la gente y salir de marcha como a cualquier joven de su edad. Es obediente, cariñoso y los que le conocen dicen que «tiene ángel». Por ahora, sus sueños están cumpliendo.