Félix Aceñero, presidente del Consejo de Cámaras
Félix Aceñero, presidente del Consejo de Cámaras - ABC

La Cámara de Toledo pide la dimisión de Félix Aceñero, presidente del Consejo regional

El comité ejecutivo reprueba su actitud por una presunta irregularidad

TOLEDOActualizado:

Tras la grave polémica de la semana pasada, las relaciones dentro del Consejo Regional de Cámaras estalló en la tarde de este jueves al acordar el Comité Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Toledo, de forma unánime, la dimisión del presidente del Consejo y presidente de la Cámara de Cuenca, Félix Aceñero, por una presunta irregularidad.

Según se indica en una nota que la Cámara toledana hizo pública a primera hora de la noche, «la postura de la Cámara de Toledo en relación al Consejo Regional de Cámaras ha sido siempre dialogante y correcta en las formas, leal y colaborativa. Y siempre defendiendo los intereses de del propio Consejo y, por supuesto los de esta Cámara».

Pero más adelante se añade que «la Cámara toledana considera que el Consejo Regional no pude sostener, ni ahora ni antes, que las alegaciones que ha presentado al Gobierno regional en relación a la Ley de Cámaras cuenten con el apoyo de las Cámaras provinciales, ya que no han sido aprobadas por tres de ellas, mayoría exigida en el artículo 13 de su reglamento para adoptar acuerdos».

Indica también que la Cámara de Toledo «ha tenido que provocar dos reuniones distintas, una del Comité Técnico de las Cámaras de la región, conformada por los secretarios generales de todas ellas, para debatir las alegaciones al borrador por el que se regula la extinción y liquidación de las Cámaras y las alegaciones al borrador de Ley Regional de Cámaras. La otra, del Pleno del Consejo para debatir las alegaciones a ambos proyectos normativos».

Desde al entidad toledana se entiende que como evidente que «si desde la Cámara de Toledo no se provocan estas reuniones, la actitud que habría adoptado el Consejo hubiera sido o bien dejar pasar la oportunidad de alegar o, lo que es peor, una vez más, habría hecho lo de siempre, redactarlas y presentarlas sin haberlas debatido y acordado como es procedente. De hecho, la realidad ha sido que ha presentado unas alegaciones firmadas por el presidente del Consejo sin contar con el apoyo necesario de tres Cámaras de la región».

Ante «esta situación de presunta irregularidad y ante la sensación de indefensión» la Cámara de Toledo, que preside María Ángeles Martínez, reunió en la tarde de ayer, en sesión extraordinaria, a su Comité Ejecutivo, que adoptó como primer acuerdo «no volver a comparecer en los plenos convocados por el Consejo Regional».

El segundo acuerdo fue el de «redactar y trasladar al Consejo Regional, con copia a la consejera de Economía, Patricia Franco, un documento comprensivo de lo acontecido en el pleno del pasado día 11 de mayo y del proceder de ese Consejo Regional en relación con lo allí decidido, dejando constancia que la Cámara de Comercio de Toledo no se siente representada por dicho órgano regional, que no podrá actuar en representación de la Cámara de Toledo en ningún foro en el que se solicite la participación de las Cámaras de la región».

El tercer acuerdo consiste en «solicitar por escrito amparo a la Administración tutelar e, incluso, a la propia consejera de Economía denunciando la presunta irregularidad cometida por presidente del Consejo Regional al presentar unas alegaciones sin aprobación de la mayoría necesaria».

Por último, el Comité Ejecutivo acordó «pedir la dimisión del presidente del Consejo Regional, Félix Aceñero, por haber presentado unas alegaciones con apariencia de acuerdo adoleciendo de la presunta irregularidad antes reseñada».