Las autoridades, en la inauguración de la exposición
Las autoridades, en la inauguración de la exposición - ANA PÉREZ HERRERA

Abre sus puertas en la catedral la gran exposición sobre Cisneros

El arzobispo de Toledo, el vicepresidente de la Junta y la alcaldesa inauguraron la muestra que podrá verse hasta el 18 de febrero

TOLEDOActualizado:

La exposición «Cisneros. Arquetipo de Virtudes-Espejo de Prelados» que rinde homenaje al cardenal en el quinto centenario de su muerte ha quedado este miércoles por la tarde inaugurada en la catedral de Toledo, donde estará abierta hasta el próximo 18 de febrero de 2018. El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, acompañado, entre otros, del vicepresidente primero del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro; el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto; la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón; el secretario de Estado de Defensa, el toledano Agustín Conde, o el deán de la Catedral, Juan Miguel Ferrer. La muestra aspira a convertirse en uno de los principales acontecimientos culturales de los próximos meses.

El alma del cardenal

El comisario de la exposición, el canónigo responsable de Patrimonio Juan Pedro Sánchez, y el deán han sido los encargados de explicar a las autoridades el contenido de la muestra que, en palabras de Ferrer, «nos ayudará a comprender la persona, la vida y las circunstancias de este hombre». La muestra, según sus palabras, «será un éxito si conseguimos que se conozca mejor al cardenal Cisneros». También el comisario de la muestra destacó que el objetivo último es descubrir al visitante «el alma del cardenal, sus ambiciones y su forma de gestionar un estado».

El arzobispo, con un busto del cardenal Cisneros
El arzobispo, con un busto del cardenal Cisneros-ANA PÉREZ HERRERA

Esta exposición cuenta con más de 350 piezas entre las que se encuentran cuadros, esculturas, piezas de orfebrería, tejidos y documentos que están ubicados en diferentes zonas de la Catedral e ilustran acerca de la figura del que fuera Cardenal Primado entre los años 1495 a 1517. Entre ellas destaca el decreto de expulsión de los judíos de España, firmado por los Reyes Católicos y custodiado en el Archivo de Ávila y que no se había mostrado.

La selección de piezas de la exposición proviene de distintas colecciones privadas y públicas, museos, iglesias o conventos y han sido seleccionadas siguiendo criterios modernos de museografía de manera que el espectador, una vez recorrida la misma, tenga una gran aproximación a la figura del Cardenal y su época, ha informado la Junta en un comunicado.

Algunas de estas piezas provienen de otros lugares cisnerianos y de colecciones particulares de diferentes puntos de España, que nunca han sido expuestas, además del propio Tesoro Catedralicio, del Archivo Diocesano del propio Archivo Municipal.

La exposición, en plena nave de la catedral, comienza en la época de Cisneros y los Reyes Católicos para recorrer después la relación de Cisneros con las minorías judía y musulmana y su papel en la evangelización de América. Se recrea, con objetos de la época, su austera habitación de franciscano y el lujoso comedor, con cubiertos de oro y piedras preciosas, de su etapa de cardenal. La visita incluye, además, un recorrido por los espacios del templo primado que el cardenal mandó levantar o en los que medió para su construcción o remodelación, entre ellos destacan el Altar Mayor, la Sala Capitular, la Capilla Mozárabe y el recorrido termina en la nueva sala del Tesoro con una vista de la espectacular Custodia de Enrique de Arfe que mandó comprar el cardenal.

Francisco Jiménez de Cisneros fue cardenal, arzobispo de Toledo y primado de España y tercer inquisidor general de Castilla, perteneciente a la Orden Franciscana. Además de confesor de Isabel la Católica, fue regente de la Corona de Castilla tras las muertes de Felipe el Hermoso y del Rey Fernando el Católico. Murió esperando la llegada de Carlos I, al que nunca llegó a conocer.