El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante su intervención durante la presentación del Plan de Cultura
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante su intervención durante la presentación del Plan de Cultura - Luna Revenga

El Plan de Cultura creará centros regionales en todas las disciplinas

El presidente regional anuncia una gran exposición de arte contemporáneo en Toledo dentro de uno o dos años

ToledoActualizado:

En un escenario único e imponente, el Museo de los Concilios de Toledo, antigua iglesia visigoda, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, acompañado por el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, y el viceconsejero, Jesús Carrascosa -los tres han intervenido en el acto-, ha presentado el Plan Estratégico de Cultura que pretende ser útil tanto en esta como en la siguiente legislatura.

Un plan que conllevará, según ha dicho García-Page la creación de centros regionales para prácticamente todas las disciplinas, «para el cine, las artes escénicas, música, fotografía....» e incluso la artesanía que se repartirán entre Talavera de la Reina -un centro de formación- y la Mezquita de Tornerías de Toledo -de promoción-. Ciudad Real va a contar también con un centro regional de promoción del folclore, «un proyecto que tiene ilusionada a toda la ciudad y parte de la provincia».

Además, el presidente regional ha anunciado que para 2018 ó 2019 se organizará en la capital regional la mayor exposición de arte contemporáneo de España, para buscar el mismo éxito que las muestras de El Greco o Cervantes, pero cambiando la temática.

Y es que, según el presidente regional, la cultura va unida a la industria, al empleo y al desarrollo económico, por ello se quiera contar con un Ley de Mecenazgo, que ya está en trámites, para apoyar financieramente las expresiones culturales, además del presupuesto propio de la Junta y de la inminente entrada del 1% cultural, que permitirá que todos los contratos que realice el Gobierno de Castilla-La Mancha en cualquiera de sus empresas públicas de obras y servicios, tendrán la obligación de destinar el 1% a la conservación del patrimonio.

«Mucha pedrea»

También ha sido muy concreto con los apoyos que se han dado hasta ahora. Según García-Page, durante años se acercaba la gente a las consejerías «a ver qué saco» y «se ha repartido mucha pedrea». Por eso, ahora se quieren plantar unas bases sólidas a medio y largo plazo en la financiación «independientemente de que todo el mundo se arrime a sacar algo».

El presidente regional ha esbozado los tres objetivos básicos de esta plan estratégico. El primero, consolidar la cultura como un prioridad y no estar al capricho de la coyuntura política; en segundo lugar, la cultura como una industria, «como una parte importante de nuestra economía» y conseguir incrementar su peso en el PIB como ya han hecho países como Reino Unido; y en tercer lugar, asentar las bases del modelo organizativo y financiero.

Ángel Felpeto durante su intervención
Ángel Felpeto durante su intervención- Luna Revenga

Por su parte, el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, ha reconocido que con este Plan se pretende diseñar un modelo que combine austeridad y eficacia para la recuperación de todos los recursos humanos y materiales perdidos en los últimos años.

Al hilo de esto, el consejero ha destacado que el área de Cultura contará en 2017 con más de 32 millones de euros, lo que supone un 23 por ciento más que en la anterior legislatura. En concreto, el programa de libros, archivos y bibliotecas, con un 8,10 por ciento más, y el de gestión cultural con un 20 por ciento más.

«El Plan Estratégico de Cultura de Castilla-La Mancha marcará los objetivos y el rumbo de la política cultural de nuestra región, al tiempo que obligará a entenderla como un derecho y a situarla en un primer plano para el desarrollo social y económico de los habitantes», ha indicado Felpeto.

El viceconsejero de Cultura, Jesús Carrascosa, ha detallado que el Plan está diseñado con un horizonte temporal estructurado en tres partes: horizonte próximo, acciones ejecutadas desde mayo de 2015 y durante el año 2016; horizonte 2019, programas con inicio en 2017 extensibles hasta junio de 2019; y horizonte 2025, acciones con resultados esperados a largo plazo. El Plan Estratégico de Cultura de Castilla-La Mancha pretende financiarse con el 1% Cultural, con el mecenazgo cultural y el propio presupuesto de la Junta.

En su desarrollo, eminentemente participativo, han colaborado cerca de 100 profesionales de todos los ámbitos de la cultura y el territorio, que han elaborado esta estrategia con las aportaciones de ocho comisiones sectoriales celebradas en estos casi dos años de diseño y composición.