Page vaticina que en unos años se crearán 13.000 empleos en renovables

La compañía Endesa recupera 987 hectáreas de la antigua mina «Emma» de carbón de Puertollano

Ciudad RealActualizado:

Las energías renovables son el futuro. De esto no duda casi nadie. Ysi hay una región con más posibilidades para su desarrollo, esa es Castilla-La Mancha. De hecho, este lunes su presidente, Emiliano García-Page, aseguró en Puertollano que la comunidad autónoma se va a convertir en unos años en «una de las regiones con mayor capacidad de producción» de energías renovables de Europa, lo que permitiría crear 13.000 nuevos empleos.

Este anuncio lo realizó durante la inauguración del décimo cuarto congreso internacional de tecnología totovoltaica de concentración, que se desarrolla hasta mañana y en el que participan 121 profesionales de 22 países. García-Page aseguró que Castilla-La Mancha es un «ejemplo de producción de energía limpia», ya que produce «el doble de energía renovable» de la que consume globalmente.

Algo que avaló con datos, pues Castilla-La Mancha es la primera comunidad autónoma en potencia fotovoltaica instalada, con 947 megavatios, la segunda en solar térmica y en eólica, y la cuarta en el conjunto.

El presidente de Castilla-La Mancha también anunció que en el primer trimestre de 2019 Puertollano acogerá un congreso internacional sobre energías renovables y avanzó que el Instituto de Sistemas Fotovoltaicos de Concentración se va a reconvertir la próxima legislatura en la nueva Agencia de la Energía o Instituto de Energías Renovables de Castilla-La Mancha.

El objetivo, según indicó el presidente, es «hacer de esta región una referencia aún más importante en este campo». García-Page subrayó que «la energía renovable ha dejado de ser alternativa o excepcional para convertirse en la energía con mayúsculas». En este sentido, instó a los países que retrasan su compromiso con las renovables a que depongan su actitud, ya que «hacen un flaco favor a las generaciones futuras» y actúan «irresponsablemente».

«Las energías renovables —recordó García-Page— suponen una oportunidad de crecer de forma sostenible con grandes ventajas, ya que reducen las emisiones de gases contaminantes y suponen importantes ahorros energéticos, lo que contribuye a mejorar el presente y el futuro en cuanto a calidad de vida y protección medioambiental».

Mina «Emma»

La visita del presidente de Castilla-La Mancha a Puertollano vino motivada por los trabajos de restauración medioambiental que se están llevando a cabo en la mina de extracción a cielo abierto «Emma», una explotación que durante años «ha generado un valor añadido y una riqueza extraordinaria a Puertollano y toda su comarca», y cuyas instalaciones están siendo desmanteladas en un proceso que finalizará previsiblemente en el año 2020.

García-Page se pronunció así en las instalaciones de la Empresa Carbonífera del Sur (Encasur), donde conoció las mejoras en esta mina a cielo abierto, propiedad de Endesa, que en 2015 cerró convirtiéndose en la última mina extractiva de la compañía eléctrica.

Lo que era un terreno afectado por dicha actividad se ha transformado en una zona restaurada de 900 hectáreas donde olivos, cereales y pastos sustituyen a la mina de carbón, por lo que García-Page manifestó que «es un orgullo ver cómo Endesa no sólo ha cumplido con la ley a la hora de restablecer ambientalmente esta explotación minera, sino que lo ha hecho con esmero y mimo».

«El cariño que siempre ha puesto Endesa en esta explotación se ha cifrado ahora en un proyecto de generación ambiental que va a recibir elogios por los especialistas», continuó el presidente, que añadió que ahora existe el interés, tanto del Ayuntamiento como de la propia Junta y de la empresa, de que lo que fue una explotación «que ha dado tanta mano de obra a Puertollano, para que pueda tener en un futuro inmediato una referencia económica de explotación muy vinculada precisamente a este ejemplo medioambiental».

Por su parte, el presidente de Endesa, Borja Prado, quiso agradecer al presidente de Castilla-La Mancha su presencia en la mina, «lo que es una muestra de apoyo a nuestra apuesta por la recuperación medioambiental de esta explotación, un proyecto en el que se han plantado 100.000 árboles y que representa el firme compromiso de Endesa con la sostenibilidad y el medio ambiente».

La restauración que realiza Endesa en Puertollano supone devolver los terrenos para el uso agrícola y ganadero, con una productividad mayor que la que tenían antes de la explotación minera.

En concreto, se han recuperado 669 hectáreas destinadas a cultivos de cereales y pastos, 126 hectáreas al cultivo de 27.950 olivos (de los que se obtiene aceite de muy buena calidad) y frutales (membrillo, higueras o granados), 104 hectáreas a vegetación autóctona y 36 hectáreas al lago y zonas de humedales.

Los buenos resultados obtenidos son fruto del compromiso medioambiental de Endesa, que acomete la restauración de los terrenos simultáneamente a la explotación minera, mediante la denominada «minería de transferencia», por la que cada palmo de tierra que se mueve para extraer carbón se recoloca en la zona ya explotada, respetando la estructura y capas de los terrenos.

Gracias a los esfuerzos de restauración de la mina, en diciembre de 2010, Encasur obtuvo la Certificación de su Sistema de Gestión Ambiental, según UNE-ISO 14001-2004. Además, la restauración de la mina ha sido estudiada como «caso de éxito» por diferentes universidades españolas.

En Castilla-La Mancha se establece por norma que al finalizar el aprovechamiento de una explotación, la entidad explotadora deberá proceder a la rehabilitación y abandono definitivo de la explotación. Si no lo hace, se encarga la Junta como Administración con los avales que previamente se les han solicitado. De esta forma, el Gobierno de Castilla-La Mancha cuenta actualmente con 1.066 avales depositados por las empresas mineras por un importe de más de 69 millones de euros para garantizar la regeneración ambiental de las explotaciones mineras.

Recuperación de minas

Durante esta legislatura, el Ejecutivo autonómico ha ejecutado diez avales, lo que supone haber invertido más de 286.000 euros en recuperar espacios de explotaciones mineras. Antes del verano está prevista la licitación de seis avales más por importe de 447.000 euros.

Castilla-La Mancha cuenta con 285 explotaciones mineras que dan empleo a 1.324 personas, se facturan casi 174 millones de euros y la producción vendible es de casi 12 millones de toneladas. Entre los productos mineros que se extraen destacan los áridos, que representan el 70 por ciento del número de explotaciones en la región y el 63 por ciento del empleo total generado, aunque en facturación sólo representa el 16 por ciento del total. En facturación destacan las arcillas especiales, que representan el 39 por ciento del total facturado.