La directora general María Ger Martos cree que es muy positivo que hayan más familias acogedoras
La directora general María Ger Martos cree que es muy positivo que hayan más familias acogedoras - ABC

María Ger: «El objetivo final es que los niños acogidos vuelvan a su hogar»

La directora de las Familias y Menores explica que se ha iniciado una nueva campaña para captar nuevas familias acogedoras en Castilla-La Mancha

ToledoActualizado:

La directora general de la Familia y Menores del Gobierno de Castilla-La Mancha, María Ger Martos, reitera que la prioridad de su departamento es «volcarse» para favorecer el bienestar y la protección de los niños, ejes del programa de protección de menores y de acogimiento familiar.

En este sentido, explica que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha iniciado una campaña de sensibilización sobre el acogimiento familiar que permita captar nuevas familias, dentro de un «programa asentado» que lleva desarrollándose 20 años, con muy buen respaldo por parte de las familias de la región.

«El programa se ha desarrollado con mucho cuidado y lo queremos reforzar, actualizar y revisar para que las nuevas familias acogedoras cuenten con todas las garantías», asegura María Ger, que reiteró que el objetivo es aumentar en un 20% las 450 familias acogedoras que existen actualmente.

«No nos ponemos un techo. Cuantas más familias participen y colaboren, mucho mejor», afirma. «Lo que debemos intentar es que poco a poco haya más cultura de acogimiento en Castilla-La Mancha».

Pero, ¿en qué consiste el programa de acogimiento familiar? Es una medida que ofrece al niño, mientras esté bajo tutela del Gobierno regional, la posibilidad de vivir durante un tiempo en un ambiente familiar complementario al suyo, donde reciba el cuidado y la atención que le faciliten el desarrollo de su personalidad. Y, al mismo tiempo, mantener el vínculo con su familia de origen, «porque el objetivo final es que pueda retornar a su hogar», dice la directora.

Entorno familiar

En cuanto al programa, actualmente existen diferentes tipos de acogimiento. Uno es el de «urgencia», cuya finalidad es ofrecer una atención inmediata a los niños, en un entorno familiar y cuyo tiempo puede llegar a más de seis meses. También están los «acogimientos temporales», que sirven para que se valoren las medidas que mejor se adecúan a los niños. En este caso, pueden permanecer un maximo de dos años con la familia.

Finalmente, están los «acogimientos permanentes», que se pueden prolongar hasta que el menor ha cumplido la mayoría de edad.

Para poder colaborar en este programa, las familias reciben una formación centrada en ofrecerles todos los apoyos para hacer frente a las dificultades que pueden tener durante el acogimiento. Además, cuentan con una supervision y apoyo de los técnicos de menores que la Consejería de Bienestar Social tiene para atender a la familia de acogida, a los menores y a los familiares del niño.

Igualmente, la consejería cuenta con varias entidades colaboradoras: Colabora, Actia Acofam y Mensajeros de la Paz, que tienen también sus propios equipos de profesionales y se encargan de ser el puente entre la administración y las propias familias.

Actualmente y, según datos facilitados por la directora general de las Familias y Menores, hay 1.080 menores tutelados en la comunidad autónoma y esta situación se ha producido -insiste Ger Martos- porque se ha detectado, previamente, que hay una situación grave que puede perjudicar al menor.

De estos 1.080 niños, 568 menores están en acogimiento familiar. De ellos, unos 333 (60%), están con familia extensa, llamada así porque los pequeños conviven con sus abuelos, tíos... El resto, 235 (40%) están con familias colaboradoras o ajenas.

La campaña

Precisamente, para las familias ajenas es para quien va dirigida la campaña de Acogimiento Familiar, bajo el lema «Porque si lo piensas, acoger es lo tuyo», que la Junta inició el pasado mes de mayo, con el objetivo de incrementar a las 470 familias acogedoras actuales.

Esta iniciativa, que se publicitara también a través de los medios de comunicación -prensa, televisión y radio-, quiere dar una respuesta adecuada a todas las necesidades de cada menor protegido por la administración regional y que su desarrollo se produzca en un entorno lo más normalizado posible.

«Necesitamos muchas más familias de acogida y, por eso, queremos reforzar esos apoyos para que el programa se desarrolle con garantías», afirmó la responsable de las Familias y Menores, que anima a las personas interesadas (mayores de 25 años) y que deseen colaborar con el programa a ponerse en contacto a través del teléfono 012 o bien al correo electrónico acogimiento.bs@jccm.es

Finalmente, la Consejería de Bienestar Social destina cada año para el programa de acogimiento 2.750.000 euros, importe que se destina únicamente a la compensación de los gastos y a las necesidades que tienen los niños en acogimiento. A este importe, hay que añadir el que se destina desde la Junta a la subvención a las entidades colaboradoras del programa, así como el destinado al personal de los equipos de protección de menores.