Imagen de archivo de otra carretera autonómica, en el tramo entre la Autovía de la Sagra y la CM-4001
Imagen de archivo de otra carretera autonómica, en el tramo entre la Autovía de la Sagra y la CM-4001 - A. P. Herrera

CASTILLA-LA MANCHALa Junta aprueba 13,3 millones de euros para mejoras en cinco carreteras

Se trata de obras de mejora en algunas vías de las provincias de Cuenca, Ciudad Real y Toledo

ToledoActualizado:

Dentro de las actuaciones que la Junta de Comunidades está licitando en la red viaria autonómica, este martes el Consejo de Gobierno aprobó una inversión de 13,3 millones de euros para cinco carreteras de las provincias de Ciudad Real, Cuenca y Toledo. Estas últimas obras de mejora y acondicionamiento se incluyen dentro de las 13 aprobadas durante las tres últimas semanas, en las que se va a invertir 22,7 millones de euros.

Así lo dio a conocer el portavoz del Ejecutivo castellano-manchego, Ignacio Hernando, quien informó en la rueda de prensa del Consejo de Gobierno en qué van a consistir esas obras y el dinero destinada en cada una de ellas. En primer lugar, en Ciudad Real, se ha aprobado una inversión de 1,5 millones de euros para la mejora de la seguridad vial en la CM-420, entre Daimiel y Puerto Lápice, en un proyecto que, entre otras actuaciones, «prevé la transformación de diversas intersecciones en glorietas», detalló.

En la provincia de Cuenca, se se ha autorizado un gasto de 2,9 millones de euros para el acondicionamiento de la CM-3101 entre Villamayor de Santiago y Hontanaya, en un tramo de ocho kilómetros que presenta numerosas deficiencias en el firme, una anchura de calzada insuficiente y una señalización vertical nula o insuficiente en algunos puntos. Y, además, se va aproceder a la mejora de un tramo de 10,25 kilómetros de la CM-3009, en la provincia de Cuenca, entre la intersección de la CM-310, en Saelices, y Villajero de Fuentes, encaminada a reforzar el firme y corregir el trazado de algunas curvas peligrosas, y que tendrá un coste de casi 4,5 millones de euros.

Por otro lado, en la provincia de Toledo, se ha dado luz verde a una inversión de algo más de dos millones de euros para el refuerzo del firme de la CM-5007 en un tramo de 10,9 kilómetros entre Méntrida y Valmojado, que también presenta una degradación generalizada y progresiva del firme y que prevé la construcción de una glorieta al término de la travesía de Méntrida. Y, por último, se ha aprobado un gasto de 2,4 millones de euros para el refuerzo del firme de la CM-4051 entre Cabañas de Yepes y Huerta de Valdecarábanos, en un tramo de 7,5 kilómetros que incluirá también la corrección puntual de curvas y la construcción de una glorieta en el límite del casco urbano de Cabañas de Yepes.

Carreteras anteriores

Con anterioridad a éstas, el Gobierno regional aprobó el refuerzo del firme de la CM-320 entre Viveros y la intersección de la CM-3133; la rehabilitación del firme y mejora del drenaje de la CM-4202 entre Alamillo y la intersección de la N-502; la rehabilitación del firme de la CM-3222 entre Ledaña e Iniesta; el acondicionamiento de la CM-200 entre el río Tajo y Almonacid de Zorita; el refuerzo de la CM-200 entre el río Tajo y Pastrana, la mejora y acondicionamiento de la travesía de la CM-3012 en Quero; y el refuerzo de la CM-4004 entre Numancia y Pantoja. A ellas se suma también la rehabilitación de los parques de maquinaria de conservación de carreteras de Almansa y Alcaraz.

Todas estas actuaciones están enmarcadas en el III Plan Regional de Carreteras, del que ya se han ejecutado actuaciones en 212 kilómetros, «el 90% de lo que se hizo en los cuatro años de Gobierno de Cospedal», subrayó Hernando, quien dice que no sólo invierte en acondicionamiento y mejora de carreteras, sino también en medios materiales. Así lo demuestra el gasto de 5,7 millones de euros aprobado también ayer por el Consejo de Gobierno para el contrato de suministro, mediante arrendamiento con opción de compra, de once camiones brigada para los servicios de carreteras de la Consejería de Fomento.