Izpisúa, este viernes en el campus de Albacete
Izpisúa, este viernes en el campus de Albacete - EFE
Educación

El científico de Hellín Juan Carlos Izpisúa, doctor honoris causa por la UCLM

«Los gobernantes no entienden la importancia de la investigación», dijo en su discurso en el campus de Albacete

ALBACETEActualizado:

El investigador hellinero Juan Carlos Izpisúa fue investido este viernes doctor honoris causa por la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) en un acto celebrado en el campus de Albacete. Izpisúa, reconocido experto en bioquímica y células madre, dijo estar «muy emocionado» por la distinción, a la vez que criticó a los políticos por «no apoyar» la investigación en España.

«En Salk (Estados Unidos), descubrieron la vacuna de la polio, que ha salvado la vida a millones de personas, y saben de su valor, pero aquí (en España) nuestros gobernantes no entienden la importancia de la investigación ni la tienen en su hoja de ruta», se quejó el nuevo doctor honoris causa de la UCLM.

Izpisúa dirige actualmente el Laboratorio de Expresión Génica del Instituto Salk de Estudios Biológicos de la Jolla, en Estados Unidos. Cada vez que vuelve a nuestro país, al científico e «impresiona ver y comparar» el sistema español con el que hay en su país de adopción. EEUU, con una «riqueza extraordinaria», no puede compararse en asistencia sanitaria a España y, sin embargo, allí se apuesta de «forma decidida» por el desarrollo de la investigación.

En su discurso, el investigador hellinero dijo que apostar por la educación es un «factor fundamental en el devenir vital de todos», además de un motor del progreso para que las sociedades sean «más justas, productivas y equitativas». Precisamente, a los «padres de su generación» les dedicó la investidura como doctor honoris causa. «Fue una época difícil para los padres que vivían en esta tierra; no tuvieron la vida que nosotros hemos disfrutado, ni recursos, pero nos transmitieron con su ejemplo unos valores que hoy reconocemos como claves», explicó.

Tras esta reflexión, el investigador expuso algunos de los trabajos que está desarrollando en estos momentos sobre el Genoma y el Epigenoma, y sobre si es posible revertir la degeneración de las células, o al menos ralentizarla, para llegar a los últimos años de vida en un estado más saludable.

Izpisúa también reconoció que este nombramiento es «muy especial» al haber vivido parte de su infancia en Castilla-La Mancha. «Marcó mi devenir personal; mi memoria y mi subconsciente está lleno de imágenes, palabras, y olores de esta tierra, sensaciones que siguen marcando mi existencia».