CCOO pide el cese del comisario Roldán en Albacete por su actitud «caciquil»

Denuncia la «intolerable persecución laboral a un delegado sindical y a su familia».

ALBACETEActualizado:

Casi un centenar de delegados de CCOO se concentraron ayer ante la Comisaría Provincial de Albacete para exigir a la Dirección General de la Policía el cese del comisario provincial José Francisco Roldán por su actitud «caciquil» y la «intolerable persecución laboral a un delegado sindical y a su familia».

En un comunicado, CCOO explica que «la función de un comisario no es vigilar a su personal, y menos usar los medios policiales para ello». «Una cosa es la organización de los recursos humanos y otra el abuso, que para la Policía es una falta muy grave», añade.

El sindicato denuncia que un tercio de la plantilla sufre «estados de tensión, disgusto y malestar en el trabajo, asociados a estrés laboral». Y que esto se debe a que Roldán considera que la comisaría es «su cortijo y, como cortijero, hace y deshace a su antojo con total desprecio de los derechos e incluso de la dignidad de los trabajadores».

En el caso del delegado sindical, el comisario «ha llegado a promover la apertura de 17 expedientes disciplinarios, aunque ninguno de ellos ha llegado a demostrar fundamento y todos han acabo sobreseídos».

A ello se añaden «modificaciones de su horario contra el legalmente establecido, traslados entre puestos e incluso que actualmente desarrolle su trabajo en dos dependencias diferentes, haciendo en una el horario de mañana y en otra el de tarde».