Don Felipe volverá a Cataluña
Don Felipe volverá a Cataluña - EFE

El Rey visitará Cataluña por primera vez desde el golpe independentista

Don Felipe presidirá la cena inaugural del Mobile World Congress de Barcelona, prevista para el domingo 25 de febrero

MadridActualizado:

Seis meses después de su última visita, el Rey volverá a Cataluña para cena inaugural del Mobile World Congress de Barcelona, prevista para el domingo 25 de febrero, y que tendrá lugar en el Palau de la Música Catalana.

Se trata de la primera visita de Don Felipe a Cataluña desde su asistencia a la manifestación del 27 de agosto por las víctimas de los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils, y sobre todo la primera visita desde el golpe independentista del depuesto Gobierno de Carles Puigdemont.

El desafío separatista de la Generalitat llevó a Don Felipe a pronunciar un mensaje a la Nación de carácter excepcional en octubre en el que reclamó a los «legítimos poderes del Estado asegurar el orden constitucional» ante «una situación de extrema gravedad».

Según confirma la Casa del Rey, Don Felipe presidirá, como en ediciones anteriores, la cena oficial que ofrecerán GSMA -la entidad que representa los intereses de más de 800 operadores de móvil y más de 250 empresas del ecosistema móvil- y la institución organizadora Mobile World Capital Barcelona para dar la bienvenida al «GSMA Mobile World Congress 2018».

El congreso, que se celebrará en Barcelona del 26 de febrero al 1 de marzo, es un encuentro mundial de referencia que reúne en Barcelona a las principales empresas y profesionales del sector de telecomunicaciones móviles, destaca la Casa del Rey.

Aunque todavía no está confirmada oficialmente la presencia del Monarca en la inauguración del congreso, que tendrá lugar el día 26 por la mañana en las instalaciones de la Fira de Barcelona en L'Hospitalet de Llobregat, fuentes gubernamentales dan por hecho que el jefe del Estado presidirá la apertura del MWC.

En su última visita a Barcelona, en la citada marcha en contra del terrorismo, Don Felipe fue recibido con abucheos y silbidos por parte de manifestantes, en un momento de máxima tensión por el proceso separatista que inició Puigdemont.