Vídeo: El Rey Juan Carlos ha cumplido 80 años - ATLAS
Don Juan Carlos cumple 80 años

De Rey a Rey: «Si tú estás orgulloso de mí, yo lo estoy de ti»

Así transcurrió el almuerzo del cumpleaños de Don Juan Carlos: con una tarta con 80 velas, con brindis y acompañado por 70 familiares, pero sin la Infanta Doña Cristina

MadridActualizado:

Acompañado por 70 familiares, con una tarta con ochenta velas -que su hijo, el Rey, le ayudó a soplar- y con varios brindis llenos de cariño y gratitud. Así celebró ayer el Rey Don Juan Carlos su 80 cumpleaños. El aniversario reunió en el Palacio de La Zarzuela a la Familia Real al completo -los cuatro Reyes, la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía-, a la Infanta Doña Elena y a sus dos hijos, Felipe y Victoria de Marichalar. Pero también acudieron otros familiares de Don Juan Carlos y Doña Sofía, así como los ahijados del Rey que viven en España.

La ausencia más llamativa en la multitudinaria reunión familiar fue la de la Infanta Doña Cristina y sus hijos, a quienes estos días se ha visto en Roma, curiosamente la ciudad en la que Don Juan Carlos nació en 1938, en el exilio, y en la que tenía pensado pasar unos días esta misma semana con motivo de su aniversario.

Doña Cristina quedó apartada de la actividad institucional en noviembre de 2011, después de que estallara el caso Nóos, por el que ella fue absuelta y su marido fue condenado a seis años y tres meses de prisión. Dicha pena fue recurrida ante el Tribunal Supremo, que todavía no se ha pronunciado.

Las nietas le llevaron la tarta

El momento más emotivo del cumpleaños de Don Juan Carlos fueron los brindis. El Rey tomó la palabra y dijo a su padre que se sentía muy orgulloso de él. Después, intervino Don Juan Carlos y dirigiéndose a Don Felipe le dijo: «Si tú estas orgulloso de mí, yo lo estoy de ti». A continuación, hablaron otros invitados, que dirigieron a Don Juan Carlos breves mensajes llenos de cariño y gratitud.

Tras el almuerzo, sus nietas presentaron ante Don Juan Carlos una gran tarta de cumpleaños con ochenta velas, en lugar de dos, una con la forma del ocho y otra del cero. Así lo había dispuesto Doña Sofía, a la que le gusta que el número de velas coincida con los años, aunque a partir de una edad empiece a ser complicado apagarlas todas. En cualquier caso, Don Juan Carlos contó con la ayuda de su hijo, el Rey, para poder apagarlas.

En el salón del Palacio de La Zarzuela se instalaron varias mesas y en la presidencial, más grande que las demás, almorzaron los Reyes Don Felipe, Doña Letizia, Don Juan Carlos y Doña Sofía, los Reyes Constantino y Ana María de Grecia, la Princesa de Asturias, la Infanta Sofía, la Infanta Doña Elena con sus hijos, Felipe y Victoria de Marichalar, la Infanta Doña Margarita y su marido, Carlos Zurita, la Infanta Doña Pilar y la Princesa Irene de Grecia.

En el resto de las mesas se distribuyeron los demás invitados, familiares del Rey Don Juan Carlos, incluidos sus primos hermanos, sobrinos y varios de sus ahijados que viven en España, como Alfonso de Borbón y Sanchiz, duque de Santa Elena.

Foto de familia

Aunque se trataba de un almuerzo privado, la Casa del Rey hizo pública una fotografía de la celebración en la que se ve a los seis miembros de la Familia Real con la Infanta Doña Elena y sus dos hijos, ante un árbol de Navidad. La última vez que se les pudo fotografiar juntos fue en agosto de 2016 en Mallorca, cuando salieron a cenar juntos, aunque han coincidido en público en varias ocasiones, como fueron los funerales del Infante Don Carlos y de la Infanta Doña Alicia.

Entre los invitados estaban las primas de Don Juan Carlos, Teresa e Inés de Borbón-Dos Sicilias y el hijo del Infante Don Carlos, Pedro de Borbón-Dos Sicilias, Duque de Calabria.

Durante el almuerzo se sirvió huevo escalfado con sabayón de caviar, suprema de rodaballo con ratatouille de verduras, solomillo a la broche y arroz basmati y, de postre, una selección de fruta cortada y la tarta de cumpleaños.

Celebraciones excepcionales

Don Juan Carlos solo ha celebrado su cumpleaños en público en ocasiones excepcionales, como cuando cumplió 70 años y, a petición de algunos sectores de la política, ofreció una cena institucional en el Palacio de El Pardo a la que asistieron unas 500 personas. Todas ellas le habían acompañado en algún momento de su largo reinado. Por tradición familiar, siempre fue más partidario de celebrar su santo el día de San Juan, cuando invitaba a los distintos sectores de la sociedad. Sin embargo, tras el fallecimiento de su padre, Don Juan de Borbón, el Rey dejó de celebrar su onomástica.

En esta ocasión, a la celebración privada de ayer, se sumará hoy el reconocimiento institucional que recibirá durante la Pascua Militar, a la que volverá con Doña Sofía por primera vez tras el relevo en la Corona.