Casa Real

El Rey, a los descendientes de los sefardíes expulsados hace 500 años: «¡Cuánto os hemos echado de menos!»

Don Felipe: «Gracias por haber hecho prevalecer el amor sobre el rencor y por haber enseñado a vuestros hijos a amar esta patria española»

El Rey se dirige a los descendientes de los sefardíes expulsados
El Rey se dirige a los descendientes de los sefardíes expulsados - CASA REAL

«¡Cuánto os hemos echado de menos!» Con estas palabras, el Rey ha saludado en la mañana de este lunes en el Palacio Real a los descendientes de los sefardíes que hace 500 años fueron expulsados de España y que, ahora, gracias a una nueva ley, pueden optar a la nacionalidad española. «Yo quiero deciros que ya estáis de nuevo en vuestra casa, que ya habéis vuelto para siempre a vuestro hogar», añadió.

«Con esta ley -les dijo Don Felipe- queremos expresaros que contamos con vosotros para caminar juntos, porque todos somos ciudadanos españoles, en la construcción de una España cada día mejor». «Esperamos mucho de vosotros», advirtió el Rey, «pues no olvidamos el talento y la contribución que la comunidad sefardí española realizó durante tantos siglos».

El Rey también les transmitió un mensaje de agradecimiento: «Gracias por haber hecho prevalecer el amor sobre el rencor y por haber enseñado a vuestros hijos a amar esta patria española». Además, les agradeció su lealtad y que hayan guardado «como un preciado tesoro» la lengua judeoespañola o djudezmo y también la haquetía, Don Felipe se mostró convencido de que con la aprobación de esa ley, la 12/2015, se ha escrito «una nueva y positiva página de la historia» y quiso honrar a esta norma «que he tenido el gran honor y orgullo de sancionar como Jefe de Estado» en un lugar «cargado de gran simbolismo», el Palacio Real.

«A través de esta norma regresa formalmente al tronco común de la nación española una de las ramas que, en su día, fue tristemente separada», afirmó el Rey, quien también destacó el «amplio consenso» que ha obtenido esta ley por parte de los grupos parlamentarios de ambos cámaras.

En el acto también intervino el ministro de Justicia, Rafael Catalá, quien afirmó que España ha dado los pasos necesarios para corregir «esa injusticia histórica» que supuso la expulsión de los judíos hace 500 años. «Volver a Sefarad ya no es una ilusión», agregó. Según Catalá, son 4.300 los sefardíes que han obtenido la nacionalidad española por carta de naturaleza, justo antes de la entrada en vigor de esta ley, y otros 583 los que se encuentran en fase tramitación tras la aprobación de la nueva norma.

En nombre de los sefardíes, intervino el presidente de la Federación de Comunidades Sefardíes, Isaac Querub, quien afirmó: «Hemos sido y siempre seremos embajadores de un país al que fuimos incapaces de dejar de amar».

El acto se celebró en el comedor de gala del Palacio Real, donde se estrenó un formato no utilizado hasta ahora en el reinado de Don Felipe. Allí, uno de los mayores exponentes de la canción sefardí, Paco Díaz, interpretó dos obras con instrumentos de la época, «La cristiana cautiva», con zanfona, y «Alta, alta es la luna», con mandola.

Toda la actualidad en portada