AFP

El Rey defiende el «firme europeísmo» de España y Portugal

Pedro Sánchez estrena frac en su primera cena de gala en el Palacio Real

Actualizado:

El Rey ha defendido este lunes el «firme europeísmo» de España y Portugal, dos países que siguen defendiendo «estar a la cabeza de un proyecto europeo que descansa en los valores más universales y avanzados en términos de derechos políticos, sociales y económicos». Don Felipe ha trasladado esta idea durante el brindis de la cena de gala que los Reyes ofrecieron anoche en el Palacio Real en honor del presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, que ayer empezó una visita de Estado de tres días de duración.

El mandatario luso, por su parte, ha dirigido unos elogios cerrados al Rey, habló de la «admiración» que sentía por él, de sus «valores éticos y jurídicos» y de su «natural humanidad». También ha tenido unas palabras cariñosas para Doña Letizia -a la que regaló unos pendientes de filigrana- y ha subrayado «su proximidad con las causas sociales». Y, además, ha agradecido la ayuda prestada por España en «la tragedia de los incendios», de la misma manera que Portugal apoyó a España tras los atentados de Barcelona.

Durante la cena, el Rey ha estrenado el Gran Collar de la Orden de la Libertad, la condecoración portuguesa que Rebelo de Sousa acababa de concederle, y el mandatario luso ha lucido la española Gran Cruz de Carlos III.

La novedad de la noche ha sido el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que ha acudido por primera vez a una cena de gala, y lo hizo vestido de frac, como recomienda la etiqueta de esta ceremonia de Estado. Antes de pasar a saludar a los Reyes, el protocolo ha reunido en un rincón del Salón del Trono a Pedro Sánchez con el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. «Aquí, con los líderes, aprendiendo», ha bromeado Núñez Feijóo.

Además de las altas autoridades, del presidente, la vicepresidenta del Gobierno, y los ministros de Exteriores y Agricultura, entre los invitados se encontraban destacados empresarios como Pablo Isla (Inditex) y Ana Patricia Botín (Santander) o deportistas como Garbiñe Murguruza.

Tras el «besamanos» y los discursos, el centenar de invitados ha desgustado un menú diseñado por el chef Ramón Freixa a base de mejillones y rape, regado con vino blanco, tinto, cava y oporto. La cena ha estado amenizada por la Unidad de Música de la Guardia Real, que interpretó piezas de Albéniz y Pablo Alborán, fados de Carminho, coplas populares españolas y portuguesas y los grandes éxitos de «Los Secretos».

La visita de Estado de Rebelo de Sousa es la primera de un mandatario luso desde 2006 y también la primera de un presidente europeo durante el reinado de Don Felipe.