El Rey, en Davos: «La Constitución no es un mero ornamento sino el pilar de la convivencia»

Don Felipe expone ante el Foro Económico Mundial «la lección» que las democracias deben aprender de Cataluña

Madrid / GinebraActualizado:

El Rey ha afimado este miércoles que «la Constitución española no es un mero ornamento» sino «el pilar fundamental de nuestra convivencia democrática» y que en España «la certeza legal prevalece y las leyes se aplican con eficacia». En su primera intervención en el Foro Económico Mundial reunido en Davos, Don Felipe destacó las fortalezas económicas y sociales de España y habló de «la lección» que debe ser aprendida del desafío separatista catalán.

El Rey anunció que iba a referirse a la reciente crisis de Cataluña, «donde hemos visto un intento de socavar las reglas básicas de nuestro sistema democrático». «Una lección que hemos aprendido de esta crisis, una lección no solo para España, sino para las democracias en general, es la necesidad de preservar el Estado de Derecho como la piedra angular de la democracia, y de respetar el pluralismo político y el principio básico de la soberanía nacional que, de hecho, pertenece a los ciudadanos».

«Los desacuerdos y las disputas políticas deben resolverse de acuerdo con las normas democráticas y los valores recogidos en la Constitución y el marco legal», añadió.

Don Felipe subrayó que la Constitución «es la expresión de la voluntad de los ciudadanos y el pilar fundamental de nuestra convivencia democrática, y merece el máximo respeto de todos». «Mi país -agregó- es un Estado respetuoso con la ley donde la certeza legal prevalece y por tanto la Constitución y las leyes son aplicadas eficazmente».

En su intervención, el Rey también recordó que, tras un periodo marcado por las divisiones y los conflictos, los españoles encontraron, hace más de cuarenta años, «su camino hacia la libertad y la convivencia democrática». Añadió que el objetivo nacional era construir «una nueva España que se convirtiera en la casa común de todos los españoles» y abarcara «nuestra diversidad» dotándonos de nuestras Comunidades autónomas con un «autogobierno que no es fácil de encontrar en otros países, dentro o fuera de Europa».

Además, el Rey ha afirmado que este año se celebrará el 40 aniversario de la Constitución, «una perfecta oportunidad para recordar y reivindicar la importancia del espíritu de entendimiento y la solidaridad que permitió a nuestro país embarcarse en un proceso de paz, libertad y prosperidad» desconocido hasta entonces.