Última Hora La Fiscalía archiva su investigación sobre la película «Fe de Etarras»

Casa Real

El Rey celebra en Marín los 90 años del buque escuela Juan Sebastián Elcano

Don Felipe presidió la entrega de despachos oficiales a 197 alumnos de la Escuela Naval

El jefe del Estado saluda a los excomandantes del buque escuela Juan Sebastián Elcano, ayer en Marín (Pontevedra)
El jefe del Estado saluda a los excomandantes del buque escuela Juan Sebastián Elcano, ayer en Marín (Pontevedra) - EFE

Por segunda vez en menos de dos meses, el Rey regresó a la Escuela Naval Militar de Marín (Pontevedra). Y en ambas visitas hubo un aniversario que celebrar. La primera, en la que también estuvo presente Don Juan Carlos, se produjo con motivo del tercer centenario de la Real Compañía de Guardamarinas. Y ayer, los homenajes fueron para el Juan Sebastián Elcano, el buque escuela de la Armada, que cumple 90 años formando oficiales desde su botadura en las aguas de Cádiz. Lo hizo, además, el día del Carmen, patrona de todos los marinos y de la Armada

Al margen de la efeméride, Don Felipe fue el protagonista de los actos castrenses celebrados en la explanada del centro. En compañía de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, y del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el Rey presidió la tradicional entrega de los Reales despachos oficiales a 197 alumnos, 41 de ellos mujeres. También la jura de bandera de 67 jóvenes que cursan su primer año en la Escuela y participó en la condecoración de los oficiales que obtuvieron el número uno en sus respectivas promociones.

Ante aproximadamente un millar de personas, el Rey y resto de autoridades rindieron un sentido homenaje a los caídos en acto de servicio, mientras se interpretaba el himno «La muerte no es el final» y se disparaban salvas de honor. La ministra, por su parte, impuso la Cruz del Mérito Naval al director del Centro Universitario de Defensa, José María Pousada Carballo.

A bordo del buque

Con anterioridad a la entrega de despachos, el jefe del Estado se subió a bordo del Elcano, la embarcación que forjó una parte de su formación militar. En 1987, siendo ya Príncipe de Asturias, inició el conocido Crucero de Instrucción: el viaje a América que emprenden todos los guardamarinas al final de su periplo en la academia naval, y que suele prolongarse durante unos seis meses. Casi tres décadas antes, en 1958, hizo lo propio el Rey emérito.

El comandante-director de la Escuela, José María Núñez, apeló precisamente al pasado del Rey como oficial aprendiz: «Os habrá traído numerosos recuerdos», le interpeló durante su discurso a los oficiales. «La mala actitud es una rueda pinchada, no puedes ir a ningún lado hasta que la cambies». Núñez reivindicó los valores de la Armada tanto para el desarrollo personal como profesional: «Todo lo que merece la pena -ensalzó- merece esfuerzo y sacrificio». Ya dentro del barco, Felipe VI saludó a los ocho excomandantes que estuvieron al mando del Elcano y a un grupo representativo de la tripulación.

Toda la actualidad en portada