Rita Pulido
Rita Pulido - CN Metropole

Vídeo: Así promocionaba el turismo canario la nadadora Rita Pulido en 1966

Con 15 años competía en los Juegos Olímpicos de Roma y Tokio. Es la madre de la deportista Natalia Pulido, olímpica en los Juegos de Barcelona de 1992

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

El papel de los deportistas canarios siempre ha estado relacionado con el turismo. Ya en 1966 la nadadora canaria Rita Pulido lo hacía junto a otros de las islas.

La relación de los isleños en competiciones deporitvas náuticas también ha reforzado la proyección de Canarias en el sector turístico. Otras grandes nadadoras del periodo de arranque del turismo en Canarias en cien metros son: Pastora Martín, Carmen Soriano, Adela Martínez, Adela Martínez, Carmen Soto, Maite Bringas o María Ballesté.

Una de las personas que promocionó hace ya 50 años el turismo fue Rita Pulido, madre de la también nadadora y premiada Natalia Pulido, nadadora del Club Natación Metropole que preside actualmente Eduardo Araujo y que quiere recuperar el periodo de esplendor de este histórico centro deportivo de las islas.

Cuando tenía 15 años, Rita Pulido, que surgió de las aguas de las Piscinas Julio Navarro, fue seleccionada para los Juegos Olímpicos en Roma de 1960, donde batió el récord de España de distancia.

El consejero de Turismo del Gobierno de Canarias, Isaac Castellanos, tiene en su agenda presupuestaria de 2018 reforzar formatos de promoción que combine deporte con actividad turística. La razón es que los turistas demandan experiencias en el destino. Para ello, el papel de los deportistas de las islas es fundamental.

Como relabata ABC, concurrió de forma brillante a los Juegos Olímpicos de Tokio donde su presencia tuvo impacto en la prensa nipona por sus ojos algo rasgados, que cautivó al público japonés. Con 19 años se casó y dio un giro a su vida. Así lo contaba ABC.

En sus memorias, Pulido destaca que «yo venía de una isla chiquita, isla lejana y estaba allí, en el Estadio Olímpico de Roma, desafilando, escuchando el himno nacional junto con mis compañeros que me cuidaban tanto, en fin, en una nube. Así viví las Olimpiadas, en una nube», rememora.