Unesco tendrá en cuenta el «enfoque holístico» en su decisión sobre Risco Caído, Gran Canaria

Tras reunirse algunos técnicos en la isla a finales de mayo, insta a los Estados que quieren la declaración de Patrimonio de la Humanidad que busquen «las formas adecuadas de reconocimiento» porque «no todos los sitios tendrán un Valor Universal»

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Unesco emitió este miércoles un comunicado de prensa sobre un reciente viaje que ha realizado un grupo de sabios a Gran Canaria para unificar criterios acerca de los valores que deben tener aquellos entornos que opten ser Patrimonio de la Humanidad en cuanto a sus valores astronómico y lugares sagrados.

El comunicado es sobre el mencionado encuentro en Gran Canaria y estaba ilustrado con una imagen de la Laguna, en Tenerife, que es Patrimonio Histórico de la Humanidad. El texto apunta que, entre otros objetivos, se perseguía en Gran Canaria «contribuir al desarrollo de orientación sobre un enfoque holístico» para orientar sobre la gestión del patrimonio cultural y natural de interés religioso.

Y es que España tiene una candidatura presentada por Gran Canaria sobre la Cueva de Risco Caído, que alberga a un conjunto de manifestaciones y obras bien conservadas de carácter arqueológico, pertenecientes a una cultura insular desaparecida que evolucionó en total aislamiento a partir de la presencia a principios de la era de los primeros bereberes hasta la llegada entre los Siglos XIII y XIV de los marinos del sur de Europa.

La reunión de Gran Canaria no era para tratar la candidatura de la isla exactamente. Era para que los expertos obervasen el complejo y unificar ideas. La decisión se encuentra en fase de elaboración junto a otras candidaturas. Además, en España en 2019 hay una reunión similar en Baleares porque en Menorca se ha presentado una candidatura similar.

En el comunicado esta semana, Unesco apunta que: «Teniendo en cuenta que el cielo es patrimonio común de toda la humanidad, así como reconocer la necesidad de identificar y reforzar los lazos que existen entre las tradiciones religiosas-sagradas y el conocimiento del universo, eso ilustra en muchos lugares la estrecha relación entre espiritualidad». De ahí surge lo que se denomina «Recomendación de Gran Canaria sobre el Patrimonio Astronómico y los Lugares Sagrados».

Unesco pide estudios fundamentados en los valores asociados sustentados en investigaciones rigurosas y estudios comparativos

En los docuementos técnicos adjuntos, a los Estados, Unesco, al hilo de la reunión en la isla, sentencia que las partes «deben explorar todas las formas adecuadas de reconocimiento para los lugares de interés astronómico y sagrado, considerando que no todos los sitios de interés tendrán un Valor Universal».

Y lanza una serie de «recomendaciones» por su reunión en Canarias, que no significa que sea sobre la candidatura grancanaria. Entre otras, sugiere «proponer nuevas candidaturas a la Lista del Patrimonio Mundial o la adición de nuevos criterios para los bienes existentes, fundamentados en los valores asociados sustentados en investigaciones rigurosas y estudios comparativos, con el fin de garantizar que el potencial Valor Universal Excepcional esté bien establecido».

En su punto trece, señala que es preciso «implantar y mejorar los sistemas de gobernanza que aseguren enfoques realistas, equitativos, participativos e inclusivos en la gestión de los bienes de interés astronómico y sagrado, garantizando que todos los sistemas de gobernanza y de gestión integren plenamente a todos los sectores de la sociedad, incluidos los pueblos indígenas, mejorando la comunicación y la conectividad entre ellos";

Y admite «reconocer la necesidad de superar las diferencias entre los usos modernos y los tradicionales de los lugares sagrados, incluidas las instalaciones de la astronomía moderna, y adoptar medidas para involucrar a todas las partes interesadas, incluidos los titulares de los derechos, a fin de resolver esas diferencias».

Añade Unesco en la documentación técnica que es necesario «contemplar que, en el contexto de la protección del medio ambiente, el cielo y la tierra constituyen una unidad inseparable, por lo que es preciso proteger los bienes de interés astronómico y sagrado mediante el uso del principio de cautela» como la creación de «zonas de amortiguamiento».

Agenda

Unesco recuerda en su informe técnico que la expresión «bienes religiosos», se utilizapara «toda forma de bien con asociaciones religiosas o espirituales: iglesias, monasterios, ermitas, santuarios, mezquitas, sinagogas, templos, paisajes sagrados, bosques sagrados y otras características del paisaje, etc.». Y que la de «sitio sagrado» es la que «comprende las áreas de especial significado espiritual para los pueblos y comunidades y la expresión «sitio natural sagrado» corresponde a las «áreas terrestres o acuáticas que tienen especial significado espiritual para los pueblos y comunidades».