Seguridad Integral Canaria cierra la vigilancia presencial por falta de liquidez

Miguel Ángel Ramírez afirma que en el sector público «te pagan tarde y mal y tienes que pagar a los trabajadores bien» Grupo Ralons se concentrará en servicios, tecnología en sistemas de seguridad y transporte de fondos

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Seguridad Integral Canaria admitió este martes que los problemas de liquidez cierra el negocio de la vigilancia de inmuebles. La filial de Ralons traspasará a otras compañías que opten a crecer por la vía de precios que ha desarrollado hasta ahora, según ha desvelado su accionista mayoritario, Miguel Ángel Ramírez.

«Llevamos unos meses con problemas para poder pagar porque tenemos problemas en el cobro», ha apuntado Ramírez en una entrevista en un medio de su propiedad, y ha añadido que van a quitarse «esta historia de arriba» y cederán «los contratos de vigilancia a otras empresas».

Seguridad Integral Canaria inicia «un nuevo plan» y que su administrador, Héctor de Armas, «la está redirigiendo en el sentido de un cambio de estrategia». Ramírez ha recordado que en España hay "más de 1.500 empresas de seguridad y que solo hay cuatro dedicadas al transporte de fondos, y se ha congratulado porque Seguridad Integral Canaria sea una de ellas.

Tecnología

«Queremos profundizar en este sector, invertir en desarrollar esta actividad, también en el territorio peninsular, y en los sistemas de seguridad», ha subrayado el empresario canario.

Miguel Ángel Ramírez ha insistido en que el propósito es «prescindir» del área de vigilancia de su empresa, «o sea de utilizar al vigilante como una fuente de ingresos», porque «los costes que tienen son los que tienen, los pagos que hacen en los concursos son los que son y no dan para cubrir los costos y, encima, te pagan tarde y mal y tienes que pagar a los trabajadores bien».

«Tanto que nos han criticado y ahora que nos vamos a ir ... Verás que nos criticarán porque nos vamos», ha apostillado Ramírez. En su opinión, ahora le tendrían que «aplaudir» porque Seguridad Integral Canaria «abandona el sector de la vigilancia y cede los contratos a otras empresas», dijo.

«Nos tendrían que aplaudir si tan malos somos... Pues verás que ahora me criticarán porque me voy», ha sentenciado Ramírez, quien ha afirmado que él respeta todo lo que le dicen, pero que es «consciente de donde vienen esas informaciones o críticas».

Redes

Ramírez ha resaltado que desde hace seis años no tiene «nada que ver" con Seguridad Integral Canaria "para eso tengo a mi administrador" y se ha mostrado dolido porque «utilizan a la Unión Deportiva Las Palmas para tratar de darme palos» a través de las redes sociales. «Ahora que no vamos a tener nada que ver con la vigilancia, porque nos la quitamos, nos dejan tranquilos», ha concluido el empresario grancanario.