El dique cuando iba saliendo de Nueva Orleans para Tenerife en septiembre de 2017
El dique cuando iba saliendo de Nueva Orleans para Tenerife en septiembre de 2017 - ABC

Ya es oficial: el dique flotante de Tenerife está hundido

Desapareció la mitad de la infraestructura cuando se dirigía a a Canarias desde EE.UU. Como adelantó ABC, medía 270 metros de eslora y 78 metros de manga. Pesaba 80.000 toneladas. Frena los planes de Tenerife en reparaciones navales

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Parte del dique flotante 80.000 toneladas propiedad de Huntington Ingalls Industries (HII) que fue vendido a la empresa radicada en Canarias y especializada en el negocio marítimo Palumbo se encuentra en el fondo del mar. Nunca llegará a Canarias. Medía 270 m de eslora y 78 m de manga

Esta infraestructura, adelantada por ABC el pasado mes de septiembre, era una de las esperanzas puestas por Puertos de Tenerife a fin de aumentar la competitividad en el negocio de las reparaciones navañes en el Puerto de Granadilla. Se ha hundido.

El dique partió de Nueva Orleans septiembre y la previsión era que llegase a mediados de octubre o principios de noviembre a un puerto de Santa Cruz de Tenerife, el de Granadilla. Pero se retrasó. La empresa explicó a ABC entonces que era debido a problemas de seguridad con hurcanes en el Atlántico.

La noticia, que adelantó ABC el pasado mes de septiembre, originó que en Canarias se señalase a Palumbo Tenerife Shipyard como su propietaria. La existencia de acuerdos confidenciales impiden a Huntington Ingalls Industries confirmar este dato. Se trataba de una infraestructura construida en 1967 y que estaba cerrada desde 2014.

Juzgados y embargo

Sin embargo, esta semana el experto canario en información portuaria Juan Carlos Díaz Lorenzo ha informado que: «de las dos secciones que componen el dique flotante de Palumbo Tenerife Shipyard, la segunda se hundió por el camino cuando era remolcado a Tenerife». Por este motivo, el remolcador con bandera de Liberia «De Zhou» «está embargado y detenido en el puerto de Granadilla, desde su llegada el pasado seis de enero. Está en curso una investigación que se mantiene en sigilo y determinará las responsabilidades del caso, que se apuntan millonarias».

Díaz Lorenzo afirma en su blog Puente de Mando que se trata de «un asunto muy grave que ha derivado en un lío judicial monumental y que complica los planes de la empresa italiana para su instalación en el puerto tinerfeño». En este espacio tenía proyectado «un importante centro de reparaciones navales y en el que el dique flotante era el principal soporte de su actividad».

Este jueves ABC ha intentado ponerse en contacto con analistas financieros que siguen la operación de venta a fin de ofrecer más datos pero no ha sido posible obtenerlos.