El espacio marítimo que será objeto de trazado de fontera entre Marruecos y España
El espacio marítimo que será objeto de trazado de fontera entre Marruecos y España - ABC

Marruecos contrata para su nueva frontera con Canarias al mismo asesor de Londres con Malvinas

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Marruecos ha contratado los servicios jurídicos de Lindsay Parson para sentar las bases con las que acordar con España, bajo el paraguas de la ONU, su nueva frontera marítima ante las islas Canarias. Es decir: delimitar el espacio marino.

Se trata un de los mayores expertos europeos en decrecho marítimo internacional y es geólogo marino con más de 30 años de experiencia en el levantamiento topográfico y muestreo en el contexto de los regímenes legales marítimos.

Ha sido jefe técnico y miembro permanente de la delegación del Reino Unido ante la ONU sobre fronteras marítimas. Entre otros expedientes,dirige el relacionado con las aguas territoriales de las Malvinas que, al igual que el espacio que hay entre Tarfaya y norte de Maurtitania, forma parte de los territorios pendientes de descolonizar por la ONU.

Marruecos, con el visto bueno, en parte, de España, ha comenzado a tramitar este verano una nueva frontera marítima frente a Canarias producto de las peticiones, entre otros, de empresas del sector naviero y compañías de hidrocarburos.

Recaudar

Rabat precisa incrementar la economía de ese espacio para generar ingresos tributarios con los que poder pagar el mantenimiento de las nuevas infraestructuras comprometidas con la ONU en su proceso de dar a esa zona un alto techo competencial autonómico.

Sin embargo, las compañías aseguradoras de empresas que quieren invertir en esta zona en transportes, petróleo, turismo o acuicultura industrial han expresado dudas sobre la capacidad legal de Rabat para ordenar ese frente marítimo.

Marruecos sostiene que pretende mejorar la protección del medio ambiente. Las autoridades canarias han expresado su tranquilidad respecto a este proceso. España sotiene que esa frontera marítima se trazará en común acuerdo entre las partes.

Rabat, socio estratégico de Madrid en aspectos como la seguridad y la cooperación económica, basa su tesis en una resolución de la ONU sobre Océanos y la Ley del Mar como modo de mejorar la seguridad de la navegación y la protección del medio ambiente marino.

Hay 151 Estados en el mundo con importantes líneas de costa, pero hasta ahora sólo 80 de ellos se han convertido en miembros de la Organización Hidrográfica Internacional (OHI), con sede en Mónaco. El expediente marroquí se tramitará en la Organización Marítima Internacional (OMI) y en la Comisión Oceanográfica Intergubernamental (COI), entre otros.