La lacra del turismo sexual se normaliza en Canarias

La seguridad del destino turístico insular genera que esta actividad criminal aumente entre jóvenes de las islas. Para un turista europeo ya es más útil realizar prácticas de riesgo en las islas que ir Filipinas, Indonesia, Vietnam o Marruecos

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

El abandono de medidas de prevención en el periodo educativo de hombres canarios, las redes sociales sin control familiar y la inseguridad de destinos consagrados ha generado la normalización en las islas Canarias de la oferta de sexo para turistas europeos entre chicas de las islas que se encuentran en una situación económica vulnerable.

Un estudio oficial del Gobierno de Canarias encargado a la Universidad de La Laguna (ULL) al que ha tenido acceso ABC apunta hay que hay un perfil de turista europeo antes compraba cuerpos de mujeres en zonas del sudeste asiático o norte de África y ahora opta por las islas.

En Canarias la tasa de desempleo juvenil es superior al 50% y el número de mujeres desempleadas supera las 100.000 personas. La ausencia de respuestas institucionales y el sistema educativo estaría normalizando en las áreas turísticas del sur de Gran Canaria, Lanzarote, sur de Tenerife y Fuerteventura la oferta juvenil de mujeres para prostitución así como un aumento de redes criminales de explotación de mujeres con problemas económicos. Se ha normalizado de tal forma en Canarias que hay hasta autovías con vehículos anunciando servicios de prostitución.

La proliferación de vuelos de bajo coste compensa venir a Canarias en periodos de estancia reducida, dado que los precios hoteleros han aumentado, tomar el sol y comprar cuerpos de mujeres con seguridad.

Ya no sería solamente inmigrantes en zonas turísticas como la gente siempre ha creído. Sino jóvenes de nuestro país que encuentran en este mercado ilegal la forma de acceder a ingresos rápidos en comparación a los salarios que se estarían pagando en el sector servicios.

Destino

La socióloga y directora de la Universidad de La Laguna, Esther Torrado, directora del estudio que tiene en su poder el Gobierno de Canarias, apunta que «hay demanda, no solo de los hombres que viven en las islas, sino de los que vienen de vacaciones» ya que «el demandante europeo puede acceder a los cuerpos de las mujeres por bajo precio, sin riesgo».

Para Torrado, el problema es que el turismo de masas trae algunas consecuencias perniciosas. El estudio señala que hay chicos jóvenes en las áreas metropolitanas, principalmente, que acuden a la prostitución de calle, muchas veces en grupo y como una actividad más de ocio.

«En las zonas turísticas hay demandan de turismo de sol y playa y de prostitución. El demandante europeo puede acceder a los cuerpos de las mujeres por bajo precio, sin riesgo y porque nuestras islas tienen una cierta seguridad que no ofece el norte de África o Asia», afirma Torrado.