Un juez niega a una mujer asistencia de un «exorcista judicial»

Afirma en su auto que «es algo inverosímil desde el punto de vista de la más elemental lógica humana» la «invasión del cuerpo por la escencia no material de otra persona»

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

El magistrado que preside la sección primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas, Miguel Ángel Parrámón, ha ordenado este mes de junio el archivo de digiligencias previas de una demanda de amparo hecha por una mujer del sur de Gran Canaria que le pedía: asistencia jurídica para que se le practicase un exorcismo.

Esta información la adelantó este lunes a ABC un portavoz de CGPJ en las islas. La mujer puso la denuncia «contra el diablo» en marzo de 2015 y pidió amparo a través del turno de oficio.

En primera instancia, una jueza rechazó la denuncia y ahora lo que hace la sala es ratificar ese fallo, que dice: «el proceso penal no puede dar cobertura a denuncias como la que nos ocupa, donde lo que se relata es algo inverosímil desde el punto de vista de la más elemental lógica humana».

Asimismo, añade que «se pretende dar entrada a la vía judicial a un fenómeno paranormal, es decir, dar entrada a algo que está fuera de las percepciones, de las creeencias y de las expectativas referentes a la realidad que nos circunda».

El texto, al que ha tenido acceso ABC, agrega que «se denuncia la invasión del cuerpo de la denuciante por la escencia no material de otra persona, quien desde su interior la domina y controla».

La decisión del magistrado se basa en que «obviamente» no existe «en nuestro ordenamiento jurídico normas ni fórmulas legales que sirvan para reponer el malestar que dice padecer la denunciante». Por ello, «no existe la posibilidad de practicar un excorcismo judicial».