Haricana crea un operador de piensos tras diluir capital en Capisa

Se hace con el control de Cooperativa de Ganaderos de Gran Canaria y producirá alimentos al por mayor para animales y explotación ganadera

Santa Cruz de TenerifeActualizado:

Harinera Canaria (Haricana) ha iniciado esta primavera las operaciones del que será un nuevo operador relacionado con la comercialización de «alimentos para animales» al por mayor piensos y que competirá con Capisa, el conglomerado financiero bajo el control, en parte, de Atalla Inversiones a través de Rabadán 28. Haricana ha sido un gran accionista de Capisa.

El fabricante canario de harinas es un histórico operador de compuestos del pan y productos de repostería. Se trata de un grupo dominante en el negocio de la importación regulada de la alimentación y con protección de Ayudas de Estado de la UE. Su control está en manos de un particular francés, Satocan y Lanzateide, que estaría en la órtbita de Montesano.

A fin de poner en marcha la maquinaria mercantil, se ha nombrado a Guillermo Alfaro, director de piensos y ganadería del Grupo Haricana, que figura como apoderado de una nueva sociedad que se llama Coopecana, que no es una cooperativa sino una sociedad limitada con 300.000 euros de capital social.

Desde 2015 la empresa comenzó a traer vacas desde Alemania y Holanda a Gran Canaria. Nicolás Pérez, que ha sido gerente de la Cooperativa de Ganaderos de Gran Canaria, dijo en 2017 que «el 90% de lo que produzcan esas vacas «irá enfocado a la elaboración de quesos y el resto al embotellado».

La sociedad anónima Harinera Canaria fue creada en 1952 y hasta hace pocos años estaba controlada por empresas familiares de las islas como la de Sánchez Bolaños. En 1954 nació Molinera de Schamann (ahora de Capisa).